Periodistas discapacitados

2 de septiembre del 2012

Hace un mes escribí sobre el excesivo despliegue de los medios colombianos, en particular los televisivos, en torno a los Juegos Olímpicos. Vimos cómo Caracol Televisión no reparó en gastos para llevar una decena de periodistas (incluído el director Luis Carlos Vélez) a Londres para cubrir esta fiesta deportiva, mientras que el Canal RCN trasladó […]

Hace un mes escribí sobre el excesivo despliegue de los medios colombianos, en particular los televisivos, en torno a los Juegos Olímpicos. Vimos cómo Caracol Televisión no reparó en gastos para llevar una decena de periodistas (incluído el director Luis Carlos Vélez) a Londres para cubrir esta fiesta deportiva, mientras que el Canal RCN trasladó a un montón de reporteros que, aunque no estaban en los escenarios deportivos, hacían sus informes desde Picadilly Circus, el Big Ben o cualquier otro punto turístico de la capital británica, solo para decir que estaban en las olimpiadas.

¿Cuánto dinero habrán gastado en esos cubrimientos? ¿Cuánto les habrá representado en publicidad?

Todos los días vimos muy orgullosos a los periodistas del Canal Caracol repitiendo el sonsonete de “el canal oficial de los Juegos Olímpicos”, mientras que los de RCN insistían en que eran el canal oficial del comité olímpico colombiano. Hasta cierto punto hay que aplaudir que hayan querido interesarse en otras disciplinas deportivas y, al menos por dos semanas, el fútbol haya sido desplazado de las secciones de deportes.

Sin embargo, hoy la reflexión nos obliga a mirar hacia otra competencia que está a la orden del día y a nuestros amigos de los canales privados poco parece interesarles: los Juegos Paralímpicos.

Es insultante con los atletas nacionales que viajaron a Londres ver la gran diferencia entre el cubrimiento y seguimiento que se dio a los olímpicos y el que le están haciendo a los paralímpicos. Basta no más con ver este video del Canal Caracol en el que se nota la gran hipocresía mediática respecto al tema.

Dice Javier Hernández Bonnett: “con la misma emoción y el mismo colorido que en los olímpicos de Londres, hoy se inauguraron los juegos paralímpicos.” ¿Misma emoción? Señor Hernández Bonnett, si es la misma emoción, dígame ¿donde están los 10 periodistas (incluido Luis Carlos Vélez) cubriendo este evento? ¿Cuál es el gran despliegue que le van a hacer a estos juegos? ¿También van a interrumpir la programación cada vez que haya una competencia que involucre a los atletas paralímpicos colombianos?

No me parece justo con nuestros deportistas paralímpicos semejante desaire. ¿No tienen los medios de comunicación un compromiso con el respeto hacia las personas con discapacidad? Esta debería ser una oportunidad dorada para mostrarle a los colombianos que en el mundo hay muchas personas con movilidad reducida, invidentes o con sordera que hacen inmensos esfuerzos por superar sus limitaciones y convertirse en deportistas de alto rendimiento. Pero tristemente la oportunidad se desaprovecha y lo que demuestran tanto Caracol como RCN es que ellos no son más que multiplicadores de la discriminación, echando al olvido a los paralímpicos.

Post-It: Por cuestiones laborales tuve que viajar en días pasados a Honda (Tolima). Esperaba un recorrido en carro de unas tres, máximo cuatro horas, pero no fue así. Me demoré, tanto en la ida como en el regreso, siete horas. ¡Siete horas! Exceso de tractomulas, exceso de accidentes, exceso de vehículos varados. Es increíble que uno de los ejes viales más importantes del país (es la carretera que comunica a Bogotá con Medellín y a Bogotá con la Costa Caribe) sea también una de las más lentas. Definitivamente al TLC llegamos a paso de tortuga.

@colombiascopio

juanpablocalvas@gmail.com

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO