Petro dejó un manual para tumbar revocatorias 

Petro dejó un manual para tumbar revocatorias 

9 de mayo del 2017

Si hay un personaje capaz de redactar un completo manual para no dejarse revocar, ese es Gustavo Petro, quien curiosamente –o por la misma habilidad y experiencia- es el principal promotor de la revocatoria de Enrique Peñalosa.

Mientras Peñalosa se ha preocupado más por seguir trabajando en su programa de gobierno, su antecesor se dedicó a defenderse como “gato patas arriba” con toda clase de argucias jurídicas para dilatar el proceso que buscaba sacarlo del cargo.

Su artillería jurídica incluyó tutelas, derechos de petición, acciones populares, acciones de cumplimiento y denuncias penales que cobijaron tanto a promotores como a registradores.

En su afán por ganar tiempo, Petro y sus amigos interpusieron más de 250 acciones judiciales que entorpecieron el trámite y sometieron a un gran desgaste a los funcionarios de la Registraduría.

Los medios informaron entonces sobre dos tutelas, una acción popular, una acción de cumplimiento, 194 derechos de petición y denuncias penales contra el director del censo electoral, los registradores y el representante a la Cámara Miguel Gómez Martínez, promotor de la revocatoria.

Alt_petro_torero

De hecho, el propio exprocurador Carlos Ariel Sánchez tuvo que responder una apelación que presentó Petro contra la resolución que avaló las 355.000 firmas ciudadanas que se recogieron para su revocatoria (se requerían 289.263).

Incluso logró que el Tribunal Superior de Cundinamarca le ordenara a la Registraduría reversar la resolución que avaló las firmas para la revocatoria y permitir, en un término de 15 días, que un equipo de grafólogos nombrado por el mismo Petro las estudiara para entregar un informe.

Y al tiempo que nombraba diez grafólogos para el estudio de las firmas, trinaba en su cuenta que twitter que renunciaba a cualquier escrutinio al respecto y le pedía al Procurador que convocara elecciones.

Algo parecido sucedió a comienzos del año pasado cuando filtró un video diciendo que no apoyaba la revocatoria de Peñalosa, cuando él y su escudero Holmman Morris son  sus principales promotores.

Petro, quien logró –con sus artimañas- terminar su período, las utiliza ahora en el intento de tumbar a Peñalosa, quien transformó a Bogotá en su primera alcaldía y hoy adelanta una gestión muy prometedora, tras casi dos décadas de desmangurre administrativo y corrupción descarada. Y es una lástima que Peñalosa y su gobierno tengan que dedicar algún esfuerzo para enfrentar el propósito politiquero de Petro y sus amigos, que no lograrán su objetivo pero causan en la ciudad alguna incertidumbre.

 

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.