Petro quiere enterrar el Metro y Peñalosa tiene que acelerar

Petro quiere enterrar el Metro y Peñalosa tiene que acelerar

17 de mayo del 2018

En el último debate presidencial de Canal Capital, Gustavo Petro afirmó que si llega a ser Presidente, al día siguiente de su posesión, tomará la decisión de parar el proyecto de Metro elevado para Bogotá. No construyó ni Metro, ni transmilenios, ni vías importantes para descongestionar a Bogotá como Alcalde, pero tampoco las dejará hacer como Presidente.

Petro deja ya ver su talante impositivo para saltarse las instituciones democráticas. No le importará pasar por encima de las decisiones del Alcalde actual, del Concejo de Bogotá y del Conpes Nacional. Solo se hará lo que él considera es la única opción,  un Metro subterráneo del que siempre dice dejó hecho pero que nunca concretó

Los bogotanos queremos Metro y lo queremos ya, sin más dilaciones. Para ello, la actual administración planteó la opción más óptima con los recursos disponibles;  una alternativa viable y multimodal para mover la mayor cantidad de pasajeros en la ciudad y al mismo tiempo fortalecer todo el sistema de transporte público de la ciudad.

El Metro elevado, en su primera fase, ira desde Bosa en el occidente de Bogotá, tomando la Av. Villavicencio, luego la Av. Primero de Mayo hasta la Av. Caracas para terminar en la calle 72. Tendrá una longitud comercial de 23.96 kilómetros, será ciento por ciento elevado  con 16 estaciones. Estas estarán en los costados laterales, donde existirán centros comerciales como parte de la renovación urbana. 

Con el fin de movilizar a la gran cantidad de ciudadanos que viven en el occidente de Bogotá, (Bosa, Kennedy, Fontibón y Engativá) dentro de la financiación del proyecto se incluyeron tres troncales alimentadoras de Transmilenio que conectarán con la Primera Línea del Metro. Estas troncales serán la de la Avenida Cali que unirá  a Soacha,  la de la Avenida Boyacá que traerá pasajeros de Ciudad Bolívar y Fontibón;  y finalmente se hará toda la Avenida 68 para lograr conectividad del norte de la ciudad.

Cuando esté construido el Metro y estas troncales, cualquier bogotano tendrá una estación del Metro o Transmilenio a máximo un kilómetro de distancia de su casa y tendrá que hacer a lo sumo, un transbordo dentro del sistema para llegar a cualquier punto del Distrito Capital. Actualmente mientras que a un trabajador le toma más de una hora y cuarenta y cinco minutos llegar de Bosa a Chapinero,  con la nueva línea del Metro llegará en 26 minutos.

Nunca antes se había avanzado tanto para hacer realidad el Metro. El proyecto integral tiene un valor de $13 billones, al incluir las troncales alimentadoras se eleva a $19.5 billones. La empresa Metro fue creada y está en plena consolidación.  Las vigencias futuras de la nación y del Distrito ya fueron aprobadas. Las garantías para los tres créditos internacionales que permitirán abrir la licitación ya están listas. Los pasos dados son críticos y fundamentales. La licitación internacional debe abrirse en el segundo semestre de 2018.

Lo que no se puede permitir, es que este proyecto se entierre de nuevo solo por egos o arrogancia de los dirigentes. Son más de 70 años de espera, los ciudadanos quieren Metro para mejorar su calidad de vida. Interrumpir el proceso ahora, es retrasar otra década el inicio de esta obra, afectando a más de 3 millones de personas que viven en el occidente de la capital.

Por otra parte, el Alcalde Peñalosa y su equipo tienen que ser conscientes de que el tiempo corre y se debe iniciar la ejecución del Metro. Hay que acelerar el paso.  La meta establecida en el Plan de Desarrollo Distrital aprobado es tener el 30% de la obra física ejecutada. Si la apertura de la licitación no se da en este último semestre, pasará el cuatrienio sin ver inicios de obra de esta mega obra. Los bogotanos han sido pacientes, pero hay que priorizar y ejecutar para comenzar a resolver los problemas de movilidad que tanto agobian a los capitalinos.

En lo que respecta al Metro de Bogotá, hay que pasar de la discusión, a la construcción.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.