Plan Horus: un Ejército más cercano a su gente

24 de febrero del 2018

Opinión del teniente Carlos Vargas Carvajal.

Plan Horus: un Ejército más cercano a su gente

Durante muchos años, parte de la doctrina de las Fuerzas Militares de Colombia consistía en que las tropas no podían ser vistas u observadas por la población civil, con el único fin de mantener la reserva y secreto de movimientos u operaciones.

Con las nuevas dinámicas y con la evolución de la guerra y el conflicto armado, el concepto de percepción de seguridad cobró una especial importancia.

Fue así como el Ejército Nacional se volvió más visible. Estrategias como Viaje Seguro, Soldados Campesinos amigos de mi pueblo, la creación de Fuerzas Especiales Urbanas, el fortalecimiento de los Gaula, entre otras, fueron algunas de las iniciativas para que la gente comenzara a sentir una Institución más cercana.

Las Fuerzas Militares y de Policía en Colombia tuvieron un crecimiento considerable en este inicio de siglo. Pasaron de 300.000 a 446.000 hombres entre 2001 y 2012, con un presupuesto cercano a los 23,2 billones de pesos (unos US$ 12.900 millones).

Y sin duda alguna fue ese crecimiento, la profesionalización y constante capacitación de la tropa, el fortalecimiento de la Aviación del Ejército y un respaldo desmedido del pueblo colombiano, los principales factores que marcaron un punto de inflexión que hicieron posible la victoria sobre los grupos armados ilegales. No por otra razón fue posible sentar a las Farc a negociar.

Ahora en esta época de ‘Pos Victoria’, la Institución con mejor reputación en el país con un 73 % de imagen favorable (Encuesta Noticias RCN febrero 2018), consciente de la inmensa responsabilidad y ante las nuevas amenazas, diseñó y está ejecutando a lo largo y ancho de toda el territorio nacional, el PLAN HORUS.

Su nombre nace de la mitología egipcia. Es una antigua divinidad, representada por un halcón o también como un hombre con cabeza de halcón. En el panteón egipcio se le considera el dios del Sol, la guerra y la protección. La mitología habla de una disputa por Egipto entre Horus y Set. El primero perdió su ojo izquierdo, el cual fue reemplazado por uno creado por Jonsu, dios lunar. Desde ese entonces, el ojo de Horus es considerado como un símbolo protector y es usual referirse a él como ‘el ojo que todo lo ve’. Por eso se acogió su símbolo como representación de protección para navegantes, así como de poder y majestuosidad.

El Plan Horus es una fase avanzada del Plan Victoria y de Comunidades Seguras y en Paz de las Fuerzas Militares y de Policía, que permite a nivel nacional la micro focalización de 63.000 hombres en 67 municipios y 595 veredas.

El tener a los soldados en cada uno de estos puntos generará mayor confianza en la población y permitirá que cada uno de esos pelotones comprometidos se convierta en un referente de protección y guía para todos y cada uno de los ciudadanos que convivan en esas poblaciones.

Estos Soldados Horus protegerán además la infraestructura productiva, los activos estratégicos y serán sinónimo de paz y progreso, ya que su labor irá más allá de proteger. También estarán comprometidos con proyectos productivos, construcción de vías, mantenimiento de parques, monumentos, calles y demás funciones sociales que puedan desarrollar en pro del bienestar del pueblo.

Esta estrategia contempla un nuevo, moderno y efectivo esquema para combatir con mayor contundencia los crímenes contra líderes sociales, pues refuerza las alertas tempranas, la extorsión, el hurto, la explotación ilícita de yacimientos mineros y narcotráfico con la presencia de más uniformados.

Por eso, cuando visite algún pueblo, alguna vereda, algún municipio y vea a un soldado del Ejército de Colombia, siéntase seguro, dele la mano, salúdelo… recuerde que él está ahí velando por la seguridad de todos, dispuesto a entregar la vida por defender la de usted y su familia.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO