Un sí multicolor

18 de julio del 2016

Lo que no estaría bien es que aspire a que haya una sola campaña por el Si.

Como se acostumbra tradicionalmente en nuestras elites políticas. El Presidente Juan Manuel Santos eligió quienes encabezarán la campaña por el Si en el plebiscito por la paz, que se seguramente tendrá via libre esta semana en la Corte Constitucional. El dedazo fue para el Expresidente liberal Cesar Gaviria y el Ex Ministro Fabio Villegas. Y en su pretendida omnipresencia hasta designó quien debería entenderse con la izquierda, los independientes y los sectores sociales. Está bien que el Presidente se la juegue toda en la refrendación de los acuerdos de paz.

Lo que no estaría bien es que aspire a que haya una sola campaña por el Si. Y menos aún, que el resto del país que apoya la terminación de la guerra juegue como vagón de cola del liberalismo en su versión gavirista.

Razón tienen quienes nos recuerdan que aunque la negociación haya sido entre el Gobierno Santos y las FARC, la refrendación de la paz no es monopolio exclusivo de las partes negociantes. La terminación de un conflicto que ha dejado más de trescientos mil muertos, 70% de ellos civiles y ocho millones de victimas, que ha afectado la economía, que ha roto el tejido social y que ha imppactado nuestros ecosistemas no es un asunto reservado solo para los guerreros que pactan silenciar las armas. Y la implementación de los acuerdos será además una tarea que compromete a la sociedad toda. Por ello las partes acordaron que la ciudadanía se pronunciara en las urnas mediante un mecanismo de refrendación popular y sería un contrasentido que ahora quieran abrogarse la exclusividad de la campaña por el Sí.

Mucho antes que el gobierno nacional, los Verdes en cabeza de su ejecutivo nacional y su bancada parlamentaria lanzaron la campaña Si A La Paz en todo el país. Realizaron trece talleres regionales con sus más de mil concejales, diputados y ediles electos para prepararse en las tareas propias de la campaña. Y dialogaron con sus gobernadores y alcaldes para comprometerlos, si así lo autorizan la Corte y las autoridades electorales. Y más recientemente han venido realizando actividades conjuntas los Verdes, el Polo Social encabezado por la Ministra Clara López Obregón, la Alianza Social Independiente, el Movimiento Mais, sectores del liberalismo de base y del partido conservador, y dirigentes sociales de la CUT, FECODE, la ANUC e iniciativas ciudadanas de diverso tipo. Otras campañas han arrancado motores. Esta semana que pasó la Marcha Patriotica, la UP, el Partido Comunista y otros sectores políticos y sociales afines a esta perspectiva de la izquierda lanzaron su campaña La Paz es Contigo. Como también un grupo de personalidades destacadas lideradas por el Padre Jesuita Pacho de Roux lanzaron la iniciativa Paz Querida.

Que bueno que la paz se convierta en un propósito nacional. Que pueda desatar una ola ciudadana que sea expresión del optimismo que necesitamos para un proyecto de reconciliación nacional. La Corte Constitucional primero y el Consejo Nacional Electoral después deben reconocer esa pluralidad y permitir varias campañas por el SI. Y el Presidente Santos debe saber que la paz de Colombia no solo es roja. Es multicolor.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO