El “power” costeño

6 de diciembre del 2015

Cuando nuestros líderes se juntan para trabajar por la región, la fórmula resulta extraordinaria.

abdelaespriella@lawyersenterprise.com

Por cuenta del absurdo precio del gas, los políticos caribes se unieron y le pusieron un “tatequieto” al Gobierno nacional. Pudo ser más fuerte y decidido el apretón, pero considero que es un buen comienzo. Cuando nuestros líderes se juntan para trabajar por la región y dejan de lado sus intereses personales y partidistas, la fórmula resulta extraordinaria;lo mismo han venido haciendo ante los atropellos y bellaquerías de Electricaribe, pero hay que insistir en ello y hacerle ver al Ministro de Minas y Energía que una gran bomba social está a punto de explotar en Macondo. Difícil tarea: el funcionario de Marras es un técnico que lamentablemente no alcanza a dilucidar el terrible problema que se cierne sobre la región, por cuenta de tantos abusos y arbitrariedades.

Los congresistas de la Región Caribe representan una tercera parte del parlamento colombiano.Como rezaba el slogan de un partido: son la fuerza que decide. Tristemente, ese poder históricamente no se ha ejercido como corresponde. Si así hubiere sido, otro sería el cantar de nuestros pueblos. Una bancada costeña cohesionada, y ¿porqué no?, agrupada en un solo movimiento democrático, tendría la facultad innegable para inclinar la balanza a favor de los intereses del Caribe.

Entre las ganas del poder “bogocentrista” de dividir y separar a la dirigencia costeña y el complejo de provincianos de nuestros políticos, esa fuerza avasalladora que dan los votos caribes, se ha diluido y opacado; y hablo de complejos porque los políticos del interior les han hecho creer a los de la provincia que son más importantes  e influyentes.¡Mentiras! La Costa pone presidente y produce la mayoría de recursos naturales que nutren las finanzas públicas. Por lo tanto, son nuestros representantes los que tienen el sartén por el mango, y hasta ahora se están dando cuenta de ello.

No es descabellado pensar que una coalición costeña sólida sea la palanca que hace falta, el motor de arranque necesario, para impulsar el desarrollo de una región que ha sido menospreciada y olvidada por los gobiernos de turno, a pesar de su potencial. Los congresistas del Caribe, individualmente considerados, es poco o nada lo que  logran; sin embargo, “encombados”, pueden volver realidad todos los sueños a los que el centralismo nos ha obligado a renunciar.

El asunto es tan evidente que representantes de la política nacional han entendido que la ecuación perfecta para un buen resultado electoral pasa por el tamiz costeño. No en vano el vicepresidente Vargas Lleras, por ejemplo, ha montado toda su estrategia electoral desde el Caribe hacia el centro, y no al contrario, como solía hacerse desde siempre.

Llegó la hora de que los políticos costeños sean conscientes del poder que tienen en sus manos para transformar las realidades de los más vulnerables. Además hay que ejercer la autoridad como corresponde, para hacerle entender al resto de Colombia que el Caribe se respeta.

La ñapa I: El alcalde Gustavo Petro estalló en cólera por mi artículo de la semana pasada. Para atacarme mandó a uno de sus perros asueldo. Solo le pido algo a “Petrocheli”: para la próxima andanada, espero que comisione a otro cancerbero, con algo de pedigrí. Y me ratifico: ¡Petro es lo peor que le ha pasado a Bogotá!

La ñapa II: Impresentable la reculada del Ministro de Defensa, en lo que se refiere al ascenso del General Martínez. Flaco favor le hacen a la institucionalidad decisiones tan ambiguas.

La ñapa III: Toda mi solidaridad para Vicky Dávila: no hay derecho a que sea perseguida y violentada en su intimidad, por hacer su trabajo.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO