¿Por qué Calero no?

22 de junio del 2018

Por la Negra Candela.

¿Por qué Calero no?

Si hay alguien profesional, carismático, disciplinado, conocedor, con muchos contactos en todas las esferas del poder y sobre todo una enorme credibilidad es el Barranquillero Carlos Calero, con amplia presencia en los medios de comunicación en los cuales ha pasado por varias de las actividades como lector de noticias, animador, presentador, anchor y hasta modelo de comerciales. Una hoja de vida bien nutrida y enriquecida sin tachas de ninguna índole.

Por eso causa sorpresa su ingreso como presentador de una sección de denuncia especialmente en el programa de entretenimiento “Lo sé todo”, en reemplazo de otra periodista de campanilla Diana Montoya, quién salió del grupo de presentadores por decisión de la empresa.

No pasaba nada con ella, según algunos. Y escribo esto porque inicialmente el nombre de Carlos Calero sonó insistentemente para ser el nuevo conductor de “Primera hora”, programa informativo del Canal 1, con el cual comienzan sus emisiones noticiosas diarias de lunes a viernes.

Fue el nombre más sonado después de la salida de Iván Lalinde, quién nos enteramos también lo sugirió, suponemos que como no se fue en buenos términos de la empresa por eso ignoraron su recomendación, desconociendo el perfil de Carlos Calero, hasta ese momento asesor del candidato a la Vice-Presidencia de Germán Vargas Lleras, que no cuajó.

Primero fue el huevo que la gallina o, al revés. Lo cierto es que ni pintao Calero para llevar este espacio loma arriba y sacarlo del hueco donde se encuentra actualmente sin marcar siquiera un punto de rating con una nómina de estrellas costosísimas pero sin respuesta entre los televidentes a sus costosos perfiles.

Si bien es cierto que primero lo contactaron para la sección seria de “Lo sé todo” luego le solicitaron presentar el casting para “Primera hora”, espacio que anda a la deriva porque Omar Jaimes, el último director nombrado por Yamid Amat fue relegado a realizar unos pequeños boletines de noticias dentro de las tres horas y nada más. La queja de una de las “estrellas” del programa es que Omar era muy pasivo y con él no pasaba nada, curioso, porque con los demás tampoco y eso que son el talento costoso. Omar es un periodista de reconocida trayectoria y el tratamiento recibido no es el merecido por un hombre de su hoja de vida como el de los anteriores directores tampoco.

Por eso es bien curioso que ahora cuando continúan haciendo casting para buscarlo al anchor hayan desconocido las capacidades de Carlos Calero. ¿Acaso a alguien le da temor que con la presencia de él en el set, borre a las demás figuras? Indiscutiblemente pasará porque él llena la pantalla y tiene el reconocimiento total y absoluto de los televidentes.

Es obvio que el susto no lo sienten ni Lucho Garzón, ni Magnoli ni los demás que tienen un oficio bien diferente dentro del grupo como es el de comentar. Entonces quién o quiénes serán dueños de una inseguridad total y sus logros dentro del grupo que si se analizan individualmente son pequeñitos, pequeñitos.

Se supone que hay relevo en el hombre duro del Canal 1, el señor Jimmy Arteaga, quien lideró hasta ahora el despegue de la empresa televisiva sin mayores frutos y pérdidas económicas. Lo releva otro de los socios extranjeros Jorge Hidalgo de nacionalidad Cubana quien no solamente deberá encargarse de remontar el déficit sino fusionar la imagen del canal que en adelante será Uno, nada más. Los logos de CM& y Noticias Uno, desaparecerán ¡Mala cosa!

Se dice que le están apostando a Marcelo Cezán para ser el ancor y no han arreglado por cuestión de números. Un buena adquisición si fuera únicamente un programa liviano, pero con noticias de por medio la mejor opción sin duda es Carlos Calero, lo tienen ya en casa, ¿porque lo desperdician?

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO