Presidente, escuche a Londoño

19 de noviembre del 2018

Por Carlos Salas Silva.

Presidente, escuche a Londoño

“Menos viajes, menos guitarra, profundidad en el manejo de los asuntos y más conexión con los grandes temas nacionales”, le ruega Fernando Londoño al presidente Duque, iniciando La Hora de la Verdad del día viernes 16 de noviembre.

Así, directamente y sin ambages, este importante personaje de la vida nacional hace una justa llamada de atención al presidente Iván Duque que es la de la mayoría de los colombianos como lo demuestra la caída vertiginosa de su favorabilidad en la más reciente encuesta.

Desde el 7 de agosto me he venido preguntando ¿de qué nos sirve contar con un medio uribista si no es tenido en cuenta por un gobierno uribista? Porque tan uribista es Duque como lo es Londoño, de eso no hay duda así se quiera camuflar al uno y al otro para no molestar a ciertos enemigos y amigos.

Durante años acaricié la idea de crear un medio uribista que hiciera eco a la oposición durante el gobierno nefasto de Santos. Por suerte o por desgracia, no lo sé, mi propuesta no tuvo la acogida que esperaba y el proyecto se fue diluyendo con el tiempo. Mientras tanto presenciaba como un sencillo programa radial emitido por una emisora AM y sin el soporte de los poderosos medios que se encontraban gozando de las dádivas recibidas de las manos de un presidente acostumbrado a que lo elogiaran y taparan todas sus inmundicias, se convertía en ese medio con el que soñé.

El ex ministro Fernando Londoño, junto a un pequeño pero selecto grupo de colaboradores, con limitadísimos recursos, con una pauta publicitaria casi inexistente y sufriendo los rigores de lo que significa hacer oposición a un gobierno tan cercano a sus vecinos del Socialismo del siglo XXI acostumbrados a reprimir a la prensa libre, logró de manera heroica, ganando batalla tras batalla y sufriendo golpes del terrorismo, convertirse en la voz de un pueblo que exigía un cambio fundamental.

La Hora de la Verdad hace honor a su nombre. El escudo con el que se protege de los ataques de sus incontables enemigos es la verdad. Por eso, en una época de crecimiento del periodismo digital, un programa radial en AM ha podido estar al nivel de los más poderosos medios colombianos. Si piensan en David venciendo a Goliat, no están equivocados. La fortaleza de La Hora de la Verdad está en su flexibilidad, sin cambiar su formato tiene una resonancia por las redes al día con los desarrollos del nuevo periodismo del siglo XXI. Su éxito más contundente ha sido el de lograr vencer al “más corrupto presidente de la historia de Colombia”, como lo repetía a diario William Calderón en su sección Al Oído. ¿Cómo lo logró? Aliándose con su auditorio. Lo que se dice en La Hora de la Verdad alcanza a ser viral en muchas ocasiones.

En una época de transformaciones en los medios que no alcanzamos a comprender en su verdadera magnitud, con los formatos digitales tomándose todos los espacios, que un programa radial, del mismo tono de los que escuchaban nuestros padres y abuelos, haya logrado mutar sin perder su esencia para incrustarse dentro de las nuevas tecnologías ¡es para quitarse el sombrero! Resalta el poder de los editoriales de Londoño. Algún día se ocuparán de publicarlos para que se conviertan en referente obligado para quienes quieran conocer la historia de estos difíciles años con los que inauguramos el siglo XXI.

Así terminó haciéndose realidad mi sueño. Tenemos un poderoso medio uribista ya consolidado y justo en el momento en que más lo necesitamos.

Presidente Duque, escuche a Londoño, atiéndale su clamor de que Ud. se acerque a su mentor, lo escuche y siga sus consejos. Es una gran ventaja el contar con el apoyo incondicional de Álvaro Uribe. No lo descarte. Usted puede hacer una presidencia memorable, no se deje llevar por las vanidades del poder, ni intimidar por nadie. Acuda a tantos valiosos amigos dispuestos a jugarse el todo por el todo para lograr llevar al país por la buena ruta.

Fernando Londoño insiste:

“Presidente, comuníquese con el país; presidente, dígale al país la verdad; presidente, tome las decisiones que el país está esperando. No continúe ni perpetúe el gobierno de Santos, cambie la gente que estaba trabajando con Santos. Todos los días se lo hemos dicho al presidente Duque y no nos arrepentimos”.

Y de mi parte:

Presidente, escuche a Londoño.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO