¡Qué gane la batalla!

8 de agosto del 2012

Este 7 de agosto, muy optimista, el presidente Juan Manuel Santos tras cumplir dos años en el poder, dijo públicamente que los grupos armados están prácticamente derrotados. ¿Qué tan ciertas resultan sus palabras o quién las puede creer cuando desciende en las encuestas considerablemente? Cabe resaltar que no solamente son las encuestas que miden el […]

Este 7 de agosto, muy optimista, el presidente Juan Manuel Santos tras cumplir dos años en el poder, dijo públicamente que los grupos armados están prácticamente derrotados. ¿Qué tan ciertas resultan sus palabras o quién las puede creer cuando desciende en las encuestas considerablemente?

Cabe resaltar que no solamente son las encuestas que miden el pulso, son los hechos reales, el aumento en las acciones terroristas de las Farc, el ataque a poblaciones, secuestros y otras prácticas que han dejado en los últimos meses al país como tiempo atrás. Definitivamente, antes de que llegara el modelo de gobierno Uribe.

Con los actos barbáricos cometidos por ese grupo criminal es complejo que sean efectivas las palabras dichas por el presidente Santos: “Hoy las guerrillas siguen siendo una amenaza que estamos confrontando, pero están cada vez más arrinconadas por la acción contundente de nuestras tropas, y regresaron a sus refugios históricos”.

Quizás en seguridad respecto a la delincuencia común la situación ha mejorado considerablemente, pero no resultan convincentes sus cifras. Según Santos, Colombia tiene en la actualidad la tasa de homicidios más baja en los últimos 27 años y el secuestro disminuyó en un 28 por ciento a comparación del primer semestre del 2011.  Sobre este punto del secuestro en los últimos dos años tampoco ha existido claridad en relación con las cifras; ni siquiera una cifra global entregada directamente por las autoridades y desde la época del desaparecido organismo “Fondelibertad”. Faltan claridad y estudios serios frente a ese balance real.

Desde el punto de vista político, el actual gobierno también ha cedido inconscientemente al entregar en bandeja de plata a las Farc más terreno, con sus últimos ofrecimientos de querer hacer la paz el grupo ha aprovechado sus buenas intenciones para fortalecer su vieja  intención militar de llegar al poder.

Pero el presidente Santos es optimista y señala que durante el primer semestre de este año solamente el 70 por ciento de los actos terroristas ocurrieron en apenas 37 municipios de los 1102 que tiene Colombia. ¿Entonces esos ciudadanos no merecen la seguridad como el resto del territorio?

Quizás es satisfactorio su avance en materia de seguridad, pero si examinamos bien en el mapa cuáles son las zonas más afectadas, son  aquellas en las cuales el Estado ha olvidado hacer suficiente presencia  y en las que los grupos violentos se financian con el narcotráfico. En la era Uribe, aunque Colombia no fue un paraíso, existió más seguridad y más confianza por parte de nacionales y multinacionales, dispuestos a invertir en Colombia. ¿Vendrán mejores épocas o tendremos que ver en poco un Caguán parte II?

Twitter: @g_rodriguezm

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO