El 13 con el farolito del share 0.0

El 13 con el farolito del share 0.0

25 de agosto del 2017

La salida al aire de la nueva Cadena 1, ha tenido hipnotizados a un sector de los televidentes esperanzados en encontrar una nueva opción en la pantalla chica, con tanta oferta internacional de la televisión paga que es un placer seleccionar al gusto el producto. 

Dificil para los canales nacionales y de señal abierta especialmente los llamados “pequeños” por aquello del monto de la inversión económica y la sintonía.  Peor cuando son subsidiados con los recursos del estado.  La situación se torna más complicada cuando se estudian las gráficas del llamado “share” encargado de marcar el número de personas sintonizadas con el canal, cuando prenden su aparato.  El atractivo del producto se encargará de mantenerlas cautivas ahí o envíarlas a otro canal.  Se dice que hay gente para todo y estoy de acuerdo, hasta la oferta menos atractiva para algunos siempre tendrá un doliente.

Por eso causa sorpresa ver los números presentados en las gráficas de sintonía de los canales pequeños de televisión, en los cuales aparecen la Cadena 1; City TV; Capital; Institucional o del Congreso y el Canal 13.  Los grandes no cuentan: Caracol y RCN, además de la televisión paga, quién arrasa a los demás en preferencias del público.

Se encuentra que la programación preferida por los colombianos privilegiados, quienes reciben la señal de los mencionados acá a través de alianzas con los menores de las ciudades, volviéndose casi que nacionales es la de City TV, que tomada cualquier día por ejemplo obtiene 2.3, número presente en algunos espacios de RCN y Caracol en algunas franjas.  Está muy bien rankeado.  Le sigue la Cadena Uno con 1.6 de share, la cifra más alta marcada por la emisión central de noticias CMI y Pregunta Yamid.  Nada revelador o descrestador. 

En tercer lugar está la Señal Colombia, fuerte en valores nacionalistas pero quién da oxigeno para la franja infantil y adolescente. Tiene excelentes programas.  El público le premia con 0.9, ni siquiera redondea el punto de favorabilidad.  ¡Sorprendente! el aburrido Canal del Congreso o Institucional dónde los padres de la patria hacen promesas irrealizables tiene 0.3 en share.  Cifra baja.  Al canal Capital aterrizando sus contenidos con el relevo de dirección en noticias y cambiando la parrilla los guarismos le dan 0.1 de hogares bogotanos sintonizados con ellos en el momento de prender el televisor. 

Pero es toda una debacle la marcación del antes revitalizado y ganador Canal 13, que ha llegado a marcar 0.0 de share, como sucedió el sábado 19 de agosto de acuerdo con Ibope.  Es el canal del farolito.  Algo totalmente impensable e inaceptable en una propuesta televisada.  ¿Cómo, porqué y a qué hora se fue el fondo de la sintonía este canal financiado con recursos de la Autoridad Nacional de Televisión que vienen del bolsillo del televidente?  La verdad es increíble, pero cierto.  ¿Se habrán pellizcado los gobernadores de los nueve departamentos que conforman TV Andina de lo que está sucediendo con su mejor órgano de difusión de los fortalezas y falencias de sus regiones?

Es hora de comenzar con una reingeniería a fondo de la programación de la Señal Colombia, ganadora de premios internacionales que no se retribuyen en sintonía; del Canal Institucional, aburridísimo a pesar de los esfuerzos de sus directivos, periodistas muy reconocidos y exitosos, los congresistas no cautivan al ciudadano común y corriente que quiere entretenimiento sencillo, facilito. Capital, mejorando en noticias, debe revisar el resto de la parrilla y el Canal 13 totalmente plano, pesado en su nueva propuesta que espanta a los televidentes, no encanta. ¡Aburre! Lo dice el share.

Al frente deben estar profesionales conocedores del tema televisivo.  No se debe improvisar y mucho menos pagar favores con los puestos del estado.  Así algunos de los integrantes de estas televisiones despotriquen contra la comercialización porque son pseudo-intelectuales y para ellos esa figura es ofensiva porque pretenden imponer su modelo de educación, estos propósitos fallan sin el dinero para soportarlos, no todo lo debe pagar papá estado. Hay que ayudarse buscándole la comba al palo.

Por eso en la Cadena 1 no se preocupan. Ellos saben que deben sembrar para recoger y darse tiempo para cosechar.  Hasta el momento su gran rival es City TV, porque ellos son por ahora “Guilliver en el país de los gigantes”.  Por lo menos marcan 1.6 y no 0.0 como el 13, el del farolito.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.