Las audiencias reales británicas de su majestad

Las audiencias reales británicas de su majestad

26 de Junio del 2016

Esa vieja monarquía inglesa, tan poderosa otrora, tan controvertida y llena de desbarajustes en nuestros días; Esa realeza usufructuaria antaño del gran imperio que dominó el mundo, que avasalló a sus colonias y que no hesitó medios para imponer sus anómalos designios de los que ahora sólo queda el mal recuerdo y el sinsabor de lo desatinado, de lo arbitrario, de la mala saña de lo impositivo y de lo utilitarista unilateral; Esa rancia realeza se mantiene aún en el trono a través de Isabel II desde 1954 y con más de 60 años de reinado. Esta tataranieta de la temeraria reina Victoria –que poco le faltó para ser la Torquemada inglesa por sus pacaterías y escrúpulos que ya en su época eran desmodados–, apuntala, a sus 90 años, la tiara real bien firme en sus sienes, y se ha convertido en la monarca británica con el mayor período de reinado, sin dar síntomas de querer ceder el cetro a su hijo Carlos quien, aparte de ocasionar escándalos, tendrá que contentarse con ver a su hijo Guillermo acceder al trono birlándole sus sacrosantos derechos de sucesión.

Es Isabel II la gobernante del Commonwealth, compuesto por 53 naciones entre las que figuran el Reino Unido, Canadá, Australia, Nueva Zelanda y un gran número de pequeños países en el Caribe, Pacífico y Atlántico. Asimismo, es la máxima autoridad de la iglesia anglicana inglesa, herencia de los tiempos de Enrique VIII quien separara Inglaterra de la iglesia Católica para emplazar su divorcio con Catalina de Aragón (hija de los reyes católicos españoles y tía del emperador Carlos V).

Mucho podría decirse de esta reina que no parece hacer parte de este mundo, que la noción de penuria no conoce ni por el forro de los miles de vestidos de su real ajuar. Nos contentaremos, entonces, aquí de referir las audiencias que instaló en su palacio cada miércoles y en los que a hora y duración fija de británica precisión se reúne con el Primer Ministro inglés; el de turno, el elegido democráticamente. Una audiencia en la que se supone –el contenido de la plática es ultra secreto– el Primer Ministro informa sobre la actividad política, social y económica de su reino. La soberana a quien por emanación de la tradición divina y humana gobierna sin gobernar, escucha sin mayor opinar, decora sin tanto lucir, acude a esta reunión más protocolaria y de manifestación de sumisión del poder democrático ante la soberanía real. De ello nos da parte la magnífica pieza de teatro “La audiencia” (The audience) que pronto estará en cartelera y por tiempo muy limitado en las salas de Cine Colombia del país.

La pieza imagina estas audiencias que ininterrumpidamente se han sucedido semanalmente durante el reinado de Isabel II. Por esa sala de castillo, llena de símbolos de realeza y vetustez, han circulado los doce Primeros Ministros que han administrado su reino, incluyendo al intimidante Winston Churchill con quien debuta su reinado, y a David Cameron actualmente dimisionario. La presencia de la reina en esas reuniones ha oscilado entre su ingenuidad e inexperiencia de juventud, hasta llegar a la fase de consejera y algo de psicóloga de sus Ministros interlocutores, sin olvidar el adormilamiento que le producen en su actual etapa de vejez. El sarcasmo y la jocosidad son los rasgos predominantes de esta interesante y muy divertida obra, en donde prima lo anecdótico sobre la deliberación política.

La insuperable actriz inglesa Hellen Mirren encarna nuevamente a Isabel II; ya la había interpretado brillantemente en la película The queen fuertemente aclamada y ganadora de numerosos premios, entre los cuales el Óscar 2007 de mejor actriz. La pieza de teatro no se queda atrás, ha sido también galardonada con múltiples premios y nominaciones, entre los que figuran los prestigiosos Tony´s. Ha sido presentada con gran éxito en largas temporadas en el Gieldud del West End de Londres y en el Broadway de New York. Una pieza de teatro, escrita por Peter Morgan, que hace parte de la temporada del National Theatre Live transmitida por Cine Colombia. Está dirigida por Stephen Daldry, bien reconocido por sus fascinantes películas: Billy Elliot, Las horas (The hours) y El lector (The reader).

El ramillete de actores presentes en esta pieza es de delirio y su actuación no dice menos; entre ellos destaca Haydn Gwynnwe en el rol de Margaret Thatcher, la dama de hierro.

A todas luces una pieza de teatro a ver y disfrutar (solamente 14 y 17 de julio 2016), así como la programación cultural de lujo de Cine Colombia; de momento no perder de vista el gran documental “Leonardo da Vinci, el genio en Milán” (7 a 10 de julio de 2016). No dejar de consultar la impresionante agenda, que lamentablemente incluye pocos días, pero que por fortuna está llegando cada vez a más ciudades en el país.

En fin, es “La audiencia” una pieza que nos habla de esa Inglaterra que nunca ha dado pruebas de hacer parte cierta de la vieja Europa con quien tanto se guerreó, que siempre se consideró aparte, de mejor familia, y que ostenta con orgullo una insularidad que no es sólo geográfica sino idiosincrática. Así nos lo reconfirma su reciente salida de la Comunidad Económica Europea (el Brexit), a la que pertenecía a regañadientes y de la que nunca adoptó el Euro, su moneda común; prueba fehaciente de su querer de aislamiento y de su pensar antieuropeo. British God save the Queen.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.