Redes y elecciones y mapa político

Redes y elecciones y mapa político

6 de junio del 2019

La ecuación en democracia es sencilla: Si los resultados no aprueban la gestión o no es favorable la percepción que tenga la opinión pública del gobernante,  en el siguiente proceso electoral se reemplaza al gestor. Pero no sólo se cambia el gobernante, lo cual es lógico por terminación del período, sino también al partido político,  al pensamiento político y por esta vía a la corriente ideológica que gobierna. La política es dinámica. El péndulo también.

En el ejercicio de gobierno hay dos recursos que son escasos: El tiempo y el presupuesto y por lo mismo las demoras en las decisiones  perjudican como también la falta de inventiva para multiplicar el presupuesto público. El Gobierno se parece a un juego de fútbol: Un Director técnico, una estrategia y unos jugadores. También, 90 minutos. Si el partido no se está ganando el Director Técnico tendrá q modificar la estrategia y cambiar jugadores.

Pues bien, el tiempo y el partido se les acabó a los Alcaldes y Gobernadores y en las elecciones de Octubre se configurará un nuevo mapa político que tendrá también repercusiones en el gobierno nacional.   

Si, por ejemplo,  es elegida Claudia López en Bogotá ello modificará el mapa nacional porque de alcaldesa ocupará un amplio espacio del espectro político, mediático y ejercerá un fuerte liderazgo en la agenda pública local y nacional. Con los otros resultados en otras partes del país ocurrirá algo parecido. Y ello le dará espacio político a Duque o se lo quitará. También mostrará una voluntad popular que expondrá, como las encuestas, una foto actual que podría ser el partidor o mejor, el escenario, para las próximas elecciones presidenciales.

Pero por primera vez, la oposición tratará de entrelazar los problemas y la gestión del Gobierno Nacional con los candidatos del partido del gobierno. Y claro, las elecciones presidenciales y regionales obedecen a dinámicas y lógicas distintas pero la oposición con las redes sociales intentarán que no lo sean porque a decir verdad, esas líneas se están difuminando cada día más con el internet y la interconectividad digital.

Y si las personas se informan en las redes (aunque en las redes haya manipulación informativa y fake news) entonces, tal y  como afirma Ángel Gómez de Ágreda en el libro Mundo Orwell, si distorsionas la información también distorsionas la opinión, la decisión y sobre todo la elección.

En Estados Unidos más del 60% de las personas se informa por las redes y así las  redes comienzan a escribir la narrativa, el relato, el discurso y la verdad. Con una particularidad, la redes es interactiva y bidireccional y ello  ha llevando a que el hombre reafirme, a través de las redes, sus convicciones, su individualidad y libertad. Solo basta mirar Twitter para percatarse  que cada tuitero se ratifica en sí mismo creando su propia verdad en su mundo virtual.

Esta individualidad libera al elector y también al sistema político, del voto cautivo. Lo hace más libre. En este sentido el voto urbano es menos transable. Actualmente la cauda electoral  no permanece en cabeza de ningún cacique político porque hoy día el comportamiento electoral urbano es como los grupos de WhatsApp: temporales y móviles y en el que la red es el punto de encuentro y no lo es el encuentro personal. También el comportamiento electoral  se aglutinará alrededor de un movimiento u ola de opinión que desvanecida la ola, eliminado el grupo y creado otro distinto.

Por ello, en estas elecciones de Octubre si los  candidatos y partidos políticos no están en el foco mediático y en el tráfico en redes desaparecerán del escenario.  Un especialista en ello es Donald Trump a través de las redes marcó la pauta, dirigió el discurso y puso los temas. En resumen,  fue el dueño de la escena.

@enriqueha

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO