Balance de prueba

12 de noviembre del 2015

“Si hacemos un balance podemos afirmar que aunque no es satisfactorio sí es positivo.”

En el año 2011, mediante el Acto Legislativo 05, se modificó drásticamente el régimen de regalías y el mismo empezó a regir en el 2012, a la par con la posesión de los gobernadores actuales. Con esta reforma se constitucionalizó la distribución de las regalías provenientes de la explotación de los recursos naturales no renovables, se creó una sola bolsa receptora de los mismos llamada Sistema General de Regalías (SGR), integrada por varios fondos, uno de ellos de ahorro y estabilización (FAE), otro el Fondo de pensión territorial (FONPET) y  los demás (CTeI, FDR y FCR) como fuente de financiamiento de proyectos de impacto regional. Antes en promedio el 74% de las regalías se quedaban en las regiones productoras, ahora sólo el 10%; el resto se reparte entre todas las entidades territoriales, productoras y no productoras.

El período de los actuales gobernadores (2012 – 2015), con la puesta en marcha del nuevo sistema, se convirtió en la curva de aprendizaje para ellos. Los órganos colegiados de administración y decisión (OCAD) son la instancia a través de la cual se tramitan y aprueban los proyectos que aplican para los distintos fondos, se les asignan y giran los recursos apropiados a los ejecutores de los mismos. Previamente los proyectos deben ser viabilizados por parte del Ministerio del ramo según la índole del proyecto y allí empieza a padecer Cristo. Este mecanismo resultó demasiado complejo y su paquidermia frenó la ejecución de los recursos. Además de laberíntico tiene una pesada y farragosa normatividad que le resta eficiencia al funcionamiento del SGR, regido por, además del Acto legislativo por 3 leyes, 30 decretos, 30 resoluciones, 35 acuerdos de la Comisión Rectora y 140 circulares.

De allí la baja ejecución en los primeros años de vigencia del nuevo sistema, en los que muchos proyectos eran devueltos por mala formulación o estructuración, debidas fundamentalmente a la debilidad institucional de muchos departamentos y municipios del país, que no recibieron una preparación o entrenamiento previos. Poco a poco estos obstáculos se han ido superando y los recursos han empezado a fluir. Es así cómo si hacemos un balance de prueba de los resultados que se pueden mostrar, haciendo un corte de cuentas al mes de octubre de este año podemos afirmar que aunque no es satisfactorio sí es positivo. Estamos hablando de 9.020 proyectos aprobados por valor de $27.7 billones invertidos, de los cuales $19.2 billones corresponden al SGR y de estos el 50% se repartieron entre los sectores de transporte (32%), educación (12.6%) y CTeI 11.3%), en su orden.La aprobación en el Plan de Desarrollo Todos por un nuevo país (2014 – 2018) dispuso en su artículo 197 que se podrán destinar recursos del SGR para la estructuración de proyectos, ello le va a servir mucho a los nuevos mandatarios para superar esta falencia en sus regiones.

Hoy por hoy el SGR se ha constituido, de lejos, en la principal fuente de financiación de la inversión en las regiones, pero sus recursos se han visto menguados por cuenta de la destorcida de los precios de los produtos básicos. El último Presupuesto del SGR 2015 – 2016 tomó como base un precio del petróleo de US $85 el barril, en el último año ha caido más del 40% y por cada dólar que cae el precio el SGR deja de recibir $85 millardos. Por esta razón, la Comisión Rectora resolvió aplazar el 30% de los $17.4 billones de este Presupuesto, aproximadamente $4.9 billones. No obstante, los gobernadores entrantes tendrán nuevos recursos disponibles para invertir en 2016 del orden de los $4.4 billones.Otra fuente importante de apalancamiento financiero con la que contarán los gobernadores serán los contratos – plan y los recursos de la Bolsa contemplados en el Plan de Desarrollo, pudiendo concurrir con recursos de regalías para cofinanciar proyectos con recursos de la Bolsa.

Además de los ojos vigilantes de los organismos de control, cuenta el SGR con un Sistema de Monitoreo, Vigilancia, Control y Evaluación, al tiempo que se dispone en la Web de un Mapa de Regalías, que en tiempo real registra las operaciones que se realizan con tales recursos, posibilitando que pueda operar el control social por parte de los ciudadanos, para darle mayor transparencia al manejo de tales recursos. Ha dispuesto Planeación Nacional escalar esta valioso instrumento a todas las inversiones, no sólo a las que sean financiadas con recursos del SGR sino por otras fuentes.

Director ejecutivo de la Federación Nacional de Departamentos

www.fnd.org.co

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO