¡Agua, sí hay!

23 de abril del 2013

El Primer Festival de los Sentidos organizado y patrocinado por la Casa Editorial DIGITAL KIENESKIEN fue todo un éxito. La calidad de los expositores, de la agenda, del moderador que condujo la jornada y de los asistentes, dan muestra del primerísimo nivel del evento y de la inmejorable oportunidad para hablar de la innovación en Colombia.

Guy Kawasaki explica la razón por la cual quienes en un momento de la historia lograron descubrir tecnologías que les trajo éxito y después fueron desplazados por otros, en el hecho de que aquellos ¨no observaron la siguiente curva¨ o se quedaron satisfechos en su zona de comodidad, resistiéndose a ¨pasar a un siguiente nivel¨. Un ejemplo típico de un caso de visión e innovación, por tanto de ¨observación de la siguiente curva¨, es el de Apple.

En Colombia resulta pertinente y urgente ¨observar la siguiente curva¨ o ¨pasar al siguiente nivel¨ en materia de captación y suministro del recurso hídrico. El sistema tradicional ha hecho crisis en muchos frentes, y la tecnología que hoy innovadores norteamericanos ofrecen en Colombia lo pone aún más en evidencia. Por ello, invito al sector a discutir con seriedad y prontitud el asunto. Este tema debe ser el central en los próximos Congresos anuales de ANDESCO y de ACODAL, en los cuales se dan cita todas las autoridades y gestores públicos y privados del sector de agua, entre otros.

Las dificultades en materia de captación, tratamiento, conducción y suministro de agua potable en condiciones de calidad, eficiencia y oportunidad están a la orden del día. Las dificultades, hay que decirlo con claridad, no son el resultado de la falta de inversión. El Gobierno Nacional, los gobiernos departamentales, distritales y municipales han invertido en las últimas décadas billonarios recursos públicos sin que a la fecha la problemática haya sido posible de ser superada.

Es cierto que la politización y la corrupción alrededor de las cuantiosas contrataciones que implican la ejecución de obras financiadas con recursos públicos ha incidido poderosamente en que el éxito no se haya logrado, pero la verdad también es que el sistema tradicional para suministrar agua potable a la población es costoso y demorado. Costo que se aumenta por el hecho de que las fuentes hídricas superficiales disponibles se encuentran altamente contaminadas y las pocas fuentes libres de contaminación se hallan lejos de los centros urbanos y rurales donde se requiere del precioso líquido.

Si alguien tiene dudas de la crisis del sector, lo invito a revisar las noticias que recogen los periódicos en las ultimas semanas: Yopal sin agua, el Chocó sin agua, la Guajira sin Agua, y como si fuera poco el Gobierno Distrital de Bogotá enfrentado al Gobierno Departamental de Cundinamarca y a los Gobiernos de los municipios vecinos, por el agua. 

Muestra de esa crisis es lo que sucede en pleno centro del país con la conducción de agua desde de Bogotá a los Municipios de La Mesa y Anapoima en Cundinamarca. Se han invertido cerca de $50.000 millones de pesos del erario público para enterrar más tubería, pero sin agua aún. Si esto pasa a menos de una hora de Bogotá, podrán imaginar que está pasando en otras poblaciones de la geografía nacional. 

La semana pasada un medio impreso de carácter nacional dio cuenta de la noticia según la cual una compañía norteamericana viene ofreciendo de manera exclusiva su comprobada capacidad técnica y ambiental para ¨…encontrar satelitalmente y en tiempo récord reservas de agua más potable no explorada, de las entrañas de las montañas..¨. Quienes están detrás de esta propuesta son Richard Jackson y Robert Vison.

Propuesta que dicho sea de paso resulta aún más innovadora en la medida que ubica el agua cerca del centro de necesidad y no requiere de presupuesto público para ponerla en marcha. Los estadounidenses asumen el costo de la inversión, bajo la única y lógica condición de que obtenido en un plazo de meses el caudal requerido, se les compre el recurso potabilizado hacia el futuro. Precio de compra que aseguran siempre será menor al que ofrece el sistema tradicional de captación y potabilización de agua para consumo humano.

No hay pierde. Se liberan millonarios recursos públicos que bien pueden destinarse a otras prioridades del sector como la descontaminación y protección de las fuentes hídricas superficiales contaminadas o para otros sectores que requieran mayor atención: salud y educación. Sin embargo, se oyen voces oficiales departamentales y de autoridades ambientales regionales desalentadoras. Ellas parecieran querer ponerle palos a la rueda de la innovación. Ojalá su motivación no sea que propuestas innovadoras de este tipo echan al traste cuantiosas contrataciones que vienen preparando bajo el sistema tradicional.

De una parte, animo a estos innovadores para que continúen con más decisión en su esfuerzo de lograr verdaderamente para los colombianos cumplir el deseo de tener agua potable a precios y en tiempo verdaderamente razonables. Y de otra, invito a los Señores Ministros de Vivienda, Germán Vargas Lleras, y de Ambiente, Juan Gabriel Uribe, a prestar atención y debatir en breve esta iniciativa ciento por ciento privada que rompe todos los paradigmas del sector, pero que pone de manera seria a la orden del día una verdadera esperanza de proveer agua de calidad a precios y en tiempo record a la población colombiana. Su intervención como rectores de la política nacional de desarrollo urbano y ambiente evitará que la burocracia y la corrupción local le ponga palos a la rueda de la innovación en el sector de agua.    

Sin la paz que procura el gobierno del presidente Santos el crecimiento de Colombia seguirá siendo muy limitado. Pero SIN AGUA no habrá paz y mucho menos crecimiento importante alguno.

@RFelipeHerrera

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.