Rosario de quejas por abusos de Autogermana

16 de noviembre del 2015

“El gerente operativo dice no entender cómo funcionarios de la SIC apoyan a Autogermana.”

En la muy eficiente Superintendencia de Industria y Comercio reposan decenas –quizá cientos- de quejas contra la empresa Autogermana, distribuidor en Colombia de los carros BMW.

Es posible que la guerra contra tantos carteles (los pañales, el azúcar, etc.) no le hayan dado tiempo para frenar el maltrato a sus clientes, a través de continuas burlas con las tales “garantías”. Funcionarios de la SIC admiten que la cola es larga. Y yo creo que hay algunas “maturrangas”.

Tras el tortuoso trámite judicial, el juzgado 23 del Circuito de Bogotá profirió una sentencia –en respuesta a una acción popular (la 2010-738) en contra de Autogermana y ordenó indemnizar los vehículos BMW X3-2,5 que presentan alto consumo de aceite.

La empresa LDS Ingeniería Ltda. compró uno de esos vehículos –cero kilómetros- y a partir de ese momento comenzó su viacrucis. El carro ingresó más de diez veces a los talleres autorizados BMW sin que le hicieran una sola prueba de alto consumo de aceite.

El motor falló, saliendo de la BMW, y Autogermana se ha negado –por tres años- a cambiar el carro, con el argumento de que pudo haber una demora en el mantenimiento.

LDS (empresa afectada) solicitó dictamen pericial al motor defectuoso recién sucedido el evento, a la empresa CESVI Colombia, pero –en resumen- parece que actúan en contubernio con Autogermana. La doctora Yurany Álvarez, de la Superintendencia aceptó que había un impedimento legal para que CESVI hiciera el peritazgo, sugerido por ellos.

Otra perla: Los afectados descubrieron y denunciaron que el abogado que representa a Autogermana en este caso había trabajado hasta hace muy poco en la SIC (era compañero de oficina de “la juez” Álvarez ), pero ésta se ha negado a responder sobre el tiempo que medió entre un cargo y el otro.

La señora Álvarez ordenó a Autogermana (que sigue en poder del vehículo) no moverlo hasta nuevas inspecciones técnicas, pero su decisión fue burlada de manera olímpica. Cierto día no encontraron el carro por ningún lado.

Cada vez que la SIC se ve obligada a tomar una decisión a favor de los afectados, cambian al funcionario encargado, al perito, al técnico, violando derechos y procesos.

El abuso ha llegado a límites peligrosos. “La Doctora Yurani se comunicó telefónicamente con Sandra Paola Bonilla (representante de LDS) recusándola y amedrentándola por sus denuncias…”.

Luis David Suesca Castro, el gerente operativo de la sociedad lesionada (especializada en la defensa del ambiente) dice no entender cómo funcionarios de la SIC apoyan a Autogermana dilatando los procesos para “cansar” a personas y empresas perjudicadas, que compraron vehículos con motores defectuosos.

Los afectados pueden escribirme a @artunduaga_ / artunduaga@todelar.com

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO