Roy sin barreras

13 de mayo del 2013

Roy Barreras, a pocas semanas de concluir su periodo, ha dejado una estela de cuestionamientos. Columna de Pablo Bustos.

El controvertido presidente del Congreso, senador Roy Barreras, a pocas semanas de concluir su periodo como cabeza del parlamento, ha dejado una estela de cuestionamientos sobre los que bien vale la pena referirnos.

Roy sin barreras en los compromisos con las iglesias cristianas:

Ya denunciamos en una columna anterior cómo la firma de un acuerdo electorero con algunas iglesias cristianas en las que se cajeaban puestos de asesores en el Congreso por el voto de feligreses, sumado a recursos económicos y compromisos concretos con obras a favor de dicha comunidad que afloró en medio del debate sobre el matrimonio igualitario, fue uno de dichos problemas gruesos contra Roy, pero no por el acuerdo mismo, sino por cuanto este se celebró cuando fungía como representante a la Cámara por el departamento del Valle.

Roy sin barreras frente a la Superintendencia de Salud:

Según lo denunciado con hondo valor civil por el propio Superintendente de Salud, Gustavo Morales, recientemente posesionado, le habría solicitado cargos burocráticos, relacionados con la interventoría de una entidad privada venida en crisis. Este hecho constituye la más grave falta cometida contra el Estatuto del Congresista el cual deberá reflejarse en las subsiguientes investigaciones judiciales y disciplinarias, de las cuales el país tendrá noticia en los próximos días.

Inicialmente se pretendió involucrar a otros parlamentarios incluyendo al senador Antonio Correa, pero fue el mismo superintendente Morales, quien de manera escrita a la que tuvimos acceso, con fecha 3 de mayo pasado, explicó los alcances de sus aproximaciones para mencionar como había dos formas de relacionarse con el Congreso, una la del estilo “Roy”, es decir, sin barreras, y otra al estilo “Correa”, es decir, desprovistas de tales exigencias burocráticas.

Roy y otras batallas burocráticas:

Hay investigaciones que tratan de determinar la posible relación de Roy Barreras con Caprecom, la cual devino en una no oficializada quiebra, que desde el presente gobierno comenzó con un déficit de $300 mil millones, y hoy día este asciende a cerca al billón de pesos, más exactamente $982 mil millones, en un saqueo que solo compite con el de Saludcoop, pero del que poco se sabe.

Selvasalud parece ser otra de las entidades en las que es preciso indagar la participación del senador “sin barreras”, la cual pasó de la intervención directamente a la liquidación, tal y como habría ocurrido con Cafaba.

Algunas fuentes han indicado cómo el propio Roy habría tratado de tomar el control del sector salud no solo en Caprecom y Selvasalud -hoy en liquidación-, sino que habría pretendido se le designara superintendente de salud, e incluso ministro de salud de su abanico de seguidores, e incluso el Sena no habría estado por fuera de sus cálculos y aspiraciones, batallas en las que habría cabalgado progresivamente  de derrota en derrota.

Misceláneos:

Fiscalía y el Castillo de Edmundo

La Fiscalía General ha citado al exsecretario general de la presidencia anterior, Edmundo del Castillo, por su presunta participación en un contrato relacionado con la interventoría de la bienestarina en el ICBF a favor de empresas de los Nule. De igual forma, en calidad de denunciantes de tales hechos hemos sido igualmente citados.

Evamaría Uribe

La ex Superintendente de Servicios Públicos del anterior gobierno, Evamaría Uribe, ha solicitado rectificación que esta columna acoge respecto de la no participación como contratista en la estructuración de la operación del acueducto de Palmira, sobre la cual nos pronunciaremos en mayor detalle la próxima semana una vez terminemos las constataciones finales sobre el tema.

@pablobustossanc

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO