Santos aumenta en la báscula y baja en la opinión

7 de agosto del 2012

El Presidente Santos ha aumentado de peso en los últimos meses y no faltarán los críticos y opositores que lo justifiquen por una vida muelle en Palacio y los muchos viajes internacionales. Su cinturón es la prueba de que ha perdido los esfuerzos realizados para disminuir los centímetros de su cintura, donde se concentra principalmente […]

El Presidente Santos ha aumentado de peso en los últimos meses y no faltarán los críticos y opositores que lo justifiquen por una vida muelle en Palacio y los muchos viajes internacionales.

Su cinturón es la prueba de que ha perdido los esfuerzos realizados para disminuir los centímetros de su cintura, donde se concentra principalmente el tejido adiposo.

Santos ha ajustado la dieta, ahora que cumple dos años de gobierno, con baja popularidad y enormes dudas acerca de si tendrá reservas para buscar la reelección presidencial.

Decidió ser estricto en el consumo de azúcares y sólo toma bebidas light. En la llamada vuelta a Colombia, que acaba de hacer, llevó sus propios meseros, como parte del equipo de seguridad y logística. El Presidente siempre recibió dos o tres alternativas diferentes en el menú de sus viajes.

Los asesores cuidan con esmero “la pinta” del primer mandatario que viste sport, pero con ropa de marca, incluyendo unos finos y cómodos zapatos. Santos le exige a los fotógrafos y camarógrafos de Palacio mucho esmero en las imágenes, para evitar tomas que muestren su incipiente calva o la utilización repetida de las gafas de lectura.

Desde que empezó a bajar en las encuestas, aumentaron las fotos del Presidente con gente humilde, con niños, personas discapacitadas y ha hecho presencia en tiendas campesinas. También montó un caballo, en su visita a Bolívar. Algunas de esas fotos se ven postizas, montadas, preparadas. Santos luciría más natural en una cancha de golf.

El Presidente le ha tomado la lección a sus ministros, como parte del show de sintonía de recuperación con la audiencia nacional. A Molano, de las Telecomunicaciones, le pidió presentar y explicar mejor sus resultados al país. Y al ministro de Obras, Miguel Peñalosa, le anunció la destitución o una estatua, en caso de cumplir o no sus ofrecimientos.

Santos no es hombre de madrugar mucho, como su antecesor, pero esta semana realizará otro esfuerzo: atender a la radio regional, en lo que era campeón su antecesor Uribe Vélez. Lo escucharemos, entonces, en las pequeñas emisoras de pueblo, porque el pueblo es la ley de Dios. Ha reducido la utilización del telepronter en los eventos de alto nivel, porque sus asesores le recomiendan mayor espontaneidad. Las tales pantallas lo hacían hablar bonito pero se le notaba mucho la lectura.

Juan Manuel Santos

Santos ha aumentado su tiempo diario en la trotadora y durante su periodo como presidente ha participado en varias carreras atléticas, la última en la Media Maratón de Bogotá, donde corrió cinco kilómetros.

Cerebros de marketing han tratado de buscar nuevas formas para aparentar más presencia de público en los eventos y mayor relación del Presidente con las comunidades. El formato de “los logros de los dos años del gobierno” fue copiado al Presidente Obama de Estados Unidos.

Ha tratado de reducir el uso del tradicional atril presidencial para verse más cercano a la gente. Durante los primeros meses se hicieron varios atriles de diversas presentaciones, para utilizar de acuerdo con la ocasión, el escenario y hasta el clima, pero fueron a parar al cuarto de los trastos.

El Presidente hará solamente los viajes internacionales estrictamente necesarios, e incrementará sus recorridos por el país.

Son dos frentes a la vista: los resultados del gobierno y la imagen. En el primer asunto trabaja todo el equipo. En el segundo, el cosmético, el Presidente es tratado como una reina de belleza, o un candidato en campaña, como realmente lo es.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO