Santos en calzos prietos

Santos en calzos prietos

12 de julio del 2018

Aquí todos son inocentes. Todo lo hacen a sus espaldas y todos los involucrados se acaban de enterar. Eso es lo que pretenden hacernos creer con la teledirigida filtración de unas grabaciones hechas desde Palacio en las que se refleja más una intención extorsionista de Roberto Prieto, el encargado de meterle la plata de Odebrecht a la campaña de Juan Manuel Santos, el flamante gerente y amigo del presidente que hasta ahora ha intentado burlarse de la justicia pero que hoy se encuentra al borde de ser condenado ejemplarmente o de colaborar y destapar el ventilador que esparciría el mugre que se esconde en los tapetes de la Casa de Nariño.

Los audios dejan ver que Prieto sabía que lo estaban grabando pero que quería dejar claro el mensaje de que está dispuesto a inmolarse por su presidente, que le va cubrir la espalda, porque sabe que nada fue a sus espaldas y que tenga bien presente que es el único hp que se la ha jugado en ese sentido.

Su exagerada actuación, como si estuviera borracho o fuera de sus cabales, deja ver que es un libreto y que lo que pide a gritos es que no lo abandonen, que él está dispuesto a poner el pecho pero que el presidente no olvide que él lo está salvando, que recuerde que él se pone la soga al cuello para servirle de salvavidas a Santos. En eso es reiterativo.

Su interlocutor en Palacio deja ver que tiene órdenes precisas de grabar y de escuchar hasta los insultos que se le salgan a Prieto. Quien ordena la grabación supone que esa es la manera de dejar en evidencia que Santos se acaba de enterar.

Con algo de ingenuidad creen que quienes escuchen las charlas se van a tragar el cuento de que el Secretario de Presidencia Enrique Riveira se tomó todo el tiempo del mundo por generosidad o por pesar con Prieto y no porque querían tener el máximo de minutos de grabaciones en las que Pietro le manda a decir al presidente palabras más, palabras menos, yo dije que él no sabía”. Que recuerde que el presidente no sabía nada y que yo digo que él no sabía pa que vea como soy yo. No me olviden.

Este capítulo de las filtraciones de las conversaciones del supuesto encubridor con el interlocutor paciente muestran lo que se viene en esta materia. O Santos decide hacer algo para que no se lleven por los cachos a Roberto Prieto, o este terminará contando lo que realmente sabe.

La primera respuesta que se ve es que Santos sí sabía lo que se hacía y lo había aprobado. Para un jugador de pocker una jugada de esta naturaleza no pasaría jamás inadvertida. La segunda respuesta es que querían grabar para filtrar las conversaciones.

Unas grabaciones en donde Roberto Prieto habla con el presidente y le detalla nombres de personas, donde le dice a miembros del gobierno que hay que asumir responsabilidades y dejar sano al presidente y que él si tiene los cojones para defender al presidente, para un buen entendedor muchas palabras sobran.

“Una pregunta muy concreta, esta cosa del marido de una señora María Alejandra Valencia… ¿eso qué es? ¿usted sabe algo de eso?” es la fingida pregunta de Santos. A lo que Prieto responde que en 2010, varios miembros de la campaña acordaron un aporte con el presidente de Obedrech para la campaña.

En esa reunión estuvieron Consuelo Caldas (tesorera de la campaña), Orlando Sardi, Juan Claudio Morales, Eduardo Sambrano y Luis Bueno, y acordaron que la multinacional financiaría el pago de unos afiches para la campaña.

En una segunda conversación publicada por La W, Roberto Prieto habla con Juan Fernando Arboleda sobre una serie de contratos y un chat que se da luego de negociar unos contratos con Obedrech y que en medio de los escándalos Consuelo Caldas ha negado la financiación recibida.

“Yo le dije al presidente ayer, aquí alguien tiene que asumir la responsabilidad presidente porque usted está quedando como un culo… Morales dice que no, cuando Morales sí se reunió con ellos”, dice Roberto Prieto.

Además, hablaron sobre obras que se adjudicaron a dedo y cómo algunas sí se habían asignado por licitación. La tercera conversación se dio entre Roberto Prieto y al parecer, Claudia Castro, asesora de la primera dama. En esta conversación se evidencia la angustia y desesperación de Prieto y de algunos miembros del Gobierno por el escándalo en el que estaba siendo involucrado el presidente Juan Manuel Santos.

“Ninguno quiere salir a poner la cara quien fundió este tema, ¿cierto? Yo los voy a hacer salir. Voy a filtrar la información y los empiezan a llamar… Yo voy a salvar al Presidente” le dijo Prieto a Claudia. “Es responsabilidad del Comité Financiero… Que digan: “al Presidente no le contamos, ni le dijimos de la campaña, porque eso no está en la contabilidad de la campaña” le respondió Claudia a Prieto.

Durante la conversación, Roberto Prieto indicó que no le parecía justo con el Presidente y que aseguraba que en la campaña de 2014, en la que él fue el Gerente, no hubo ni un sólo caso de corrupción, que todo estaba limpio.

Roberto Pietro se contactó también con Enrique Riveira, Secretario Privado de Santos, en esta llamada, él le indicó que iba a salir a hablar con Blu Radio para defender al presidente porque ya estaba “mamado” de la situación.

Se nota además el papelón de Riveira, quien le decía que no lo hiciera porque los medios siempre tergiversan la información. Esta conversación es la más sobreactuada y Prieto pone un tomo subido para restregarle en la cara que él si tiene huevos y que va a salir a defender la honra del presidente Santos. “Me voy a defender… Usted tiene que tener huevos y calzones… Me voy a defender y a defender a su presidente, lo que no ha hecho nadie”.

“Lo que me importa es la honra del señor Juan Manuel Santos que es impecable, es intachable y estos hptas son unos cobardes” afirmó Prieto. En la quinta conversación filtrada habla Roberto Prieto con el ministro Aurelio Iragorri, de un dinero recibido supuestamente por Pietro de parte de Interbolsa en 2010 y del pago de unos afiches por parte de Obedrech.

El ministro le dijo a Prieto que en el momento en que se hizo dicha negociación, Prieto todavía no estaba en la campaña. Finalmente, en las últimas conversaciones, Prieto le pide a sus empleados que le cancelen la línea telefónica que tiene actualmente y que le consigan otra con un teléfono cerrado y le pide a otro de sus empleados que le formatee el disco duro de su computador.

Esto es apenas lo que se conoce pero se sabe que La W ha tenido acceso a 350 llamadas de este proceso y hay muchos miembros del Gobierno de Santos que han sido involucrados en el caso de Obedrech.

Pero aquí todo está hecho para que Santos quede sano, se acaba de enterar y todo fue a sus espaldas. Esto no parece un elefante Es todo un dinosaurio que echa fuego y pisa fuerte. Pero por más que se esfuercen en el ejercicio del tapen, tapen, Santos está en problemas y todo indica que los cogieron con los calzones abajo y son prietos. Osea que la verán negra.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.