Se habla Russo

Se habla Russo

30 de octubre del 2017

Millonarios habla el mismo idioma. El cuerpo técnico ha logrado que los jugadores traduzcan en la cancha las ideas del tablero, el trabajo de la semana y las indicaciones del otro lado de la línea.

El remate del campeonato no podría encontrar al equipo embajador en un mejor momento: cuatro victorias en línea, 15 de los últimos 18 puntos que disputó, y la clasificación a la vuelta de la esquina. Mérito de un proceso que se respetó, se cultivó y parece comenzar a dar frutos. Russo, campeón de Copa Libertadores, ha hecho de éste su Millonarios, ha sorteado obstacúlos de todo tipo y está demostrando que su reciente renovación es el primero de los refuerzos para 2018.

Una renovación que es un logro de las directivas, que así como han tenido manejos que no corresponden a la administración de un equipo con la historia y la hinchada de Millonarios, aquí han acertado.

El Millonarios de Russo sabe a que juega. Es un equipo práctico, que ha entendido en que momento hay que juntarse y en que momento separarse. Un equipo que regresa bien, que sabe, de acuerdo a sus posibilidades, donde esperar al rival. Una banda solidaria que le cree al director de la orquesta.

Un equipo que ha recuperado la confianza fuera de casa: es el segundo mejor visitante de la Liga con 12 puntos (superado solo por los 16 de Santa Fe) y que ha encontrado en Ayron Del Valle la punta afilada de su lanza para herir a los rivales. El delantero Magangueleño lleva seis goles en cinco partidos consecutivos marcando.

Junior sigue siendo el principal candidato (y el obligado, además) al título. Nacional y Santa Fe, acostumbrados a ganar mucho en los últimos años y matemáticamente ya clasificados a las finales, son siempre aspirantes. Pero ahora, hay que sumar a Millonarios, que hablando Russo, se metió a la conversación.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.