Seguimientos al estilo DAS

18 de abril del 2019

Opinión de Andrés Hernández

Seguimientos al estilo DAS

Pensamos que, al acabar el Departamento Administrativo de Seguridad de Colombia, acabaría también las chuzadas, persecuciones y hasta los seguimientos tanto a periodistas, políticos y a todo aquel que pensara diferente, pero esto, no es así.

Hace un par de días radique un derecho de petición solicitando una información respecto a una correspondencia que fue enviada desde el despacho de un Honorable Senador y gran Colombiano, puesto a que una fuente confiable y leal, me informó que desde allí, fueron enviadas tarjetas de invitación a un matrimonio, camufladas en la correspondencia, (Vale aclarar que el correo certificado del Congreso de la República es de uso legislativo de cada uno de los congresistas y no para temas personales y menos para fiestas, matrimonios, etc de su UTL).

Pero lo que más llama mi atención, es como de una forma directa y clara, recibo una llamada donde me amenazan y me piden que elimine mi derecho de petición (Cosa que no voy a hacer), hace tres días, la puerta de mi casa la intentaron abrir (Por relatos de mi familia y vecinos del sector) y lo que más me tiene sorprendido, es que estas mismas personas que enviaron el correo certificado, solicitaron hacer regresar la correspondencia para que no quedara registro del envío (ya estaban alertados que se había puesto el ojo a ese tema) algo que no ocurrió ya que por las fechas, están con 4-72 y serán entregados a diferentes partes del país, incluyendo ministerios.

Las amenazas no me dan miedo ya, vale recordar que en noviembre atentaron a la vida de mi papá, con el propósito de que no revelará información que me dejó Jorge Enrique Pizano y además, la investigación en el caso Odebrecht que adelantaba en ese momento. La Unidad Nacional de Protección me asignó esquema de seguridad (Cosa que me levantaron aún teniendo llamados de la Fiscalía General de la Nación de reforzar el esquema debido a las amenazas que he recibido) y a pesar de mis solicitudes y las solicitudes del Fiscal que lleva mi caso para que tomen en serio mi vida y seguridad, han sido nulas y no tenidas en cuenta.

Hoy me doy cuenta de que me hacen seguimientos, saben para donde voy, con quién hablo, por donde camino y hasta que como (Sabían donde estábamos almorzando el pasado lunes luego de reunirme con una amiga) y a eso se suma, una amenaza de muerte que me hicieron por redes sociales por mi orientación sexual al defender el caso ocurrido el pasado domingo y la publicación de un cable de Wikileaks, algo que no pienso discutir ya que me siento orgulloso de ser quien soy y como soy.

Es un llamado para la UNP, para que tomen medidas de emergencia o refuercen mi seguridad y la de tantos líderes sociales que exponen su vida a diario y aun así, no son tenidos en cuenta con la seriedad que se necesita. Prevenir que algo ocurra es deber de ellos y si pasa algo será su responsabilidad también.

@AndresCamiloHR

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO