Que toque la banda…

Que toque la banda…

6 de Marzo del 2017

A pocos días de enfrentar a Bolivia y Ecuador, el panorama de la selección, por el rendimiento de los jugadores, es prometedor. Entusiasma a los Colombianos la resurrección de Falcao y la reanimación del fútbol de james Rodríguez. Con ellos, Cuadrado de notable regularidad y Bacca quien reencuentra su frecuencia anotadora y se hace ficha clave en el Milan.

No será tarea Fácil para Pekerman, elegir y alinear, sobre todo ahora que la clasificación al mundial no tiene certidumbres absolutas y el abanico de aspirantes a jugar es amplio y con calidad.

La mezcla de futbolistas con sus diferentes características, fortalece el sueño de asistir a la cita cumbre en Rusia, siempre y cuando el entrenador reencuentre el equipo y las estructuras interactivas que en el pasado ofrecieron  lucidez.

Los movimientos colectivos, por el grupo de jugadores a disposición, parecen garantizados, a la espera de las variantes que desde el banco del técnico se  quieran implementar, tan ausentes en las ultimas jornadas.

Como la estética no riñe con la eficacia, en la medida que continúe el ascenso de James hasta encontrar su forma y a la espera de sus sociedades con Falcao, acortando distancias con sus pases de seda; mas los aportes adicionales de Cuadrado, como artista genuino, adornando su juego con gambetas indescifrables como lo hace en la Juventus, los triunfos parecen garantizados. Los volantes de marca Sánchez y Torres, caracterizados por restringir espacios, y la fortaleza  defensiva con Jerry y Murillo, respaldados por David Ospina, dan partes con satisfacción para los aficionados.

Hay variantes en la nómina. El crecimiento de la mayoría de los futbolísticas, preferidos por Pékerman, es destacado. También el de aquellos que piden pista desde afuera como Izquierdo, Juan Fernando Quintero y Dairo Moreno.

Hay con quienes jugar, se busca el como hacerlo, en un ambiente optimista, con una nómina rica en argumentos que Pekerman debe potenciar.De lo contrario será su fracaso.

El juego ante Bolivia, parece puro tramite. Pero ante Ecuador, el riesgo es grande. A seis fechas del cierre del torneo previo al mundial, la exigencia es máxima para el equipo Colombiano. Encadenar victorias es urgente, para evitar los apuros del final, en los que los nervios y el estrés siempre nos demolieron.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.