Semáforo en rojo

14 de julio del 2016

Por todos los ‘payoleros’ de la radio.

opinion

Acongojados, cariacontencidos, tristes, alertas; reajustando sus presupuestos mensuales andan algunos de los directores y programadores de emisoras musicales en Colombia, luego de recibir las circulares expedidas por las directivas de las Cadenas radiales R.C.N. y Caracol donde  les comunican a la gente de todas las ciudades que de ahora en adelante la promoción de los artistas serán programadas y autorizadas desde Bogotá.

Es una medida desesperada para frenar el enorme escándalo desatado después de las acusaciones de Blanca Luz Holguin de “corruptos” para algunas personajes de las ondas hertzianas señalados de ser “payoleros”, palabra que significa cobrar por acciones hechas a favor del cliente, en este caso programarle uno de los temas musicales a un cantante que desea pegarse en la radio.  La propuesta es legalizar la promoción o “payola” por la empresa.  Cancelarla directamente a ella mediante un contrato publicitario en el cual se paga una cantidad X por determinado número de pasadas diarias durante un tiempo.  Este procedimiento sería sometido a una auditoría encargada de certificar el cumplimiento del contrato.  Ganan todos, especialmente el artista protegido por una medida legal en la cual puede reclamar si no se ajusta a lo firmado.  Verá los resultados de su inversión y se convencerá si es bueno o no el tema propuesto por la respuesta del público y no por el termómetro interesado de los “payoleros”.

Como le tienen medidas las ‘mañas’ a estos personajes, no los dejaran programarla en horas inaudibles especialmente en la madrugada como suele suceder ahora cuando los afectados los denuncian ante las autoridades de la Cadena radial.  El cuento es que se encuentran  bien organizados “los payoleros” que poseen una red digital en la cual desvían a los clientes ante otra emisora cuando ellos están muy “boleteados” y luego se parten la platica.  “Amangualados” dicen algunos. Por eso es común la excusa dada a algunos de los promotores y asesores de prensa y los mismos artistas cuando les llevan el disco: “ Si lo escucho en tal emisora entonces lo pongo aquí”.  Claro, la cadena se inicia en las emisoras regionales menos controladas  Pero, ¿cómo no? si todo es  de engaño.  De ese lado todos ganan,  de este pierden.  Los que pagan en esas zonas quieren llegar a la gran capital: Bogotá  Es su máximo sueño.

Que se sepa por los lados de los directores de las emisoras musicales en la capital de la república, después de la escandalosa denuncia todos andan quietos en primera base. Están caminando finito como dicen los Mexicanos. Están en la mira, especialmente los que han sido denunciados.  Obvio la mayoría no sabe a quiénes, pero lo cierto es que la lista es larga.  Figuran especialmente algunos de ciudades intermedias Medellin, Ibagué Neiva, Cúcuta, Bucaramanga, Villavicencio, Pasto y muchas más.  Medallo es la  mas fuerte en la “payola”.

Naturalmente que está la contraparte porque ya le hicieron la respectiva llamadita a Blanca Luz Holguin para gritarle “ Vieja HP. Si sigue hablando de ese tema va a amanecer con la –jeta- llena de moscas”.  Típicas palabras en la jerga de los mafiosos, cuando quieren ponerle mordaza al valiente que está hablando de temas calientes y prohibidos donde hay capital de ellos invertido.  Las conozco muy bien, les he escuchado varias veces en mis oídos.

De momento quedaron frenados los “payoleros” de las regiones por la centralización en Bogotá de la promoción.  Las Cadenas radiales están haciendo las consultas jurídicas respectivas para castigar a quienes están frenando la aparición de nuevos cantantes de los diferentes géneros músicales, y la renovación de los catálogos para programar, porque siempre serán los mismas los poseedores de la capacidad adquisitiva para llenar los apetitos económicos de personas que en muchas ocasiones ni siquiera han terminado el bachillerato y nada saben de música en el mundo.

El ‘semáforo’ esta en rojo ahora. Ojalá sirva de algo y frene este vergonzoso desangre musical.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO