Si vas a matar a Cristo, mátalo bien

25 de marzo del 2016

El drama del soldado romano que mandó cruzar con una lanza al ‘Nazareno’.

Pocas veces encuentra uno un personaje con tanto potencial.

Esta vez se trata del soldado romano que fue encargado de dar la orden de acabar con la vida de Cristo mientras éste agoniza en la cruz.

Su nombre es Clavius. Es un tribuno a las órdenes de Poncio Pilato. En la pantalla es interpretado por Joseph Fiennes (Shakespeare in Love y Enemy at the Gates) en la película La Resurrección de Cristo (Risen).

Su pesadilla comienza cuando Pilato le ordena poner orden durante la ejecución del ‘Nazareno’. Clavius llega al monte Gólgota y da la señal de acabar la vida de los tres condenados. En un momento se acerca a la cruz de Cristo y ve su rostro.

Termina su misión de la mejor manera, pero horas después es llamado de nuevo por su jefe. Este le da una noticia alarmante: el cuerpo de Jesús ha desaparecido del sepulcro. Sus seguidores andan pregonando que el hombre resucitó de entre los muertos. Si la situación se sale de control, Poncio se verá en aprietos para recibir al Emperador, cuya visita ocurrirá en pocos días.

Clavius, que clausuró la tumba de Cristo con su sello oficial y dejó a cargo a tres soldados, se ve obligado a iniciar una investigación sobre el cadáver desaparecido. No es un asunto fácil:

– Las cuerdas que amarraban la gran roca del sepulcro no fueron cortadas, se desprendieron de manera misteriosa.

– Los soldados estaban ebrios al momento de la desaparición del cadáver.

– Los seguidores del desaparecido dicen que el fallecido volvió de entre los muertos y sus declaraciones durante los interrogatorios se hacen con un tono de fanatismo que el tribuno encuentra irracional.

Clavius es un hombre justo. Sin embargo es un burócrata, oficio que siempre rayará con la imposibilidad de hacer las cosas bien. Se ve obligado a sobornar y torturar psicológicamente a sus interrogados.

Sus pesquisas lo llevan a enfrentar un duro debate moral. Es un romano. Adora a Marte (lo que para los hoy cristianos sería un dios pagano). Debe encarar un culto subversivo, nuevo, extraño, basado en un profeta despreciado por los judíos y por Roma, que es en lo que el tribuno cree y adora.

En ese momento, en medio de la persecución a los apóstoles, la película no encuentra una forma racional de llegar al espectador, y como la religión misma recurre a la magia, al mito, lo que en el cine vienen siendo los efectos especiales (es aquí cuando algunas escenas parecen producidas por Cristianos del Mundo Uníos).

La cinta tiene la ardua tarea de recrear a Cristo, un personaje que, a pesar de los siglos y la madurez de la ciencia, es en sí mismo un dogma de fe, no una certeza histórica.

Viendo la película recordé un hermoso cuento que pone a hablar a Lázaro. El resucitado recrimina a Jesús porque lo ha devuelto a las torturas de la vida en lugar de dejarlo en la paz de la muerte.

Clavius queda en una situación similar. Él hubiera preferido no entrar en contacto con el mito. Sus sueño era ascender posiciones en el ejército romano para al final tener un pedazo de tierra en el campo donde pasar días lejos de la muerte, esa aterradora circunstancia que para los militares de su tiempo era cotidiana.

Pero el tribuno se encuentra con Cristo. Ve con vida al hombre que él mismo mandó a ejecutar, que vio muerto en la cruz. Encuentra un mito tan poderoso que aún hoy mueve a millones de personas. En pleno 2016 se conmemora la muerte y resurrección del Mesías, el hombre que también cambió la vida de Clavius que en algún momento de su frenética misión deseó que el ‘Nazareno’ estuviera del todo muerto.

Último cuadro: De manera premonitoria los nacidos en los 1970 soñamos con ver Batman vs Superman. Y los héroes no nos fallaron esta vez.

‏@nomasquecine_

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO