Siguen las talas de Peñalosa

16 de julio del 2019

Opinión de María Fernanda Rojas

Siguen las talas de Peñalosa

Las autorizaciones de talas en la administración Peñalosa ya superaron las 39 mil a mitad de año. Sólo durante 2018 fueron autorizadas 14.882, lo que da un promedio superior a mil autorizaciones mensuales. Por ejemplo, en diciembre de 2018 fueron emitidas resoluciones para derribar 1.263 árboles. Calculando un costo de referencia en $501.341, esto significa un recurso de $7.460.956.762 para las talas aprobadas tan solo en 2018. 

Entre noviembre de 2018 y mayo de 2019 se autorizaron 4.298 nuevas talas. En ellas, se advierte que se mantienen las tendencias y patrones del año anterior. Por ejemplo, a pesar de que la Administración ha repetido insistentemente que las talas se hacen de manera preventiva para evitar el volcamiento de árboles sobre personas y bienes, la verdad es otra: las talas por razones de emergencia apenas son el 30 por ciento. Los demás árboles, un poco más de 27 mil, podrían salvarse.

El problema es que, al igual que hace unos meses, seguimos sin tener certeza de que esos árboles han sido evaluados correctamente. Apenas a veinte individuos se les realizaron pruebas con aparatos de diagnóstico como el tomógrafo. Todos los demás árboles fueron diagnosticados a partir de inspección visual, incluso para cosas que pueden no ser evidentes a simple vista, como la pudrición interna. 

Estas inspecciones fueron realizadas por un número de funcionarios insuficiente para el tamaño de la tarea. Durante 2018, por ejemplo, fueron evaluados 14.882 árboles y hubo técnicos que evaluaron más de mil de ellos a lo largo del año. En todo caso, el dictamen es siempre el mismo: derribar el árbol. No son frecuentes las podas o los tratamientos, ni tampoco parece que los proyectos contratados por el Distrito estén dispuestos a tener en cuenta el arbolado urbano en sus diseños. Del total de talas, 7.981 son a causa de obras, de las cuales 2.956 son privadas y 5.025 públicas.

Tal como hace unos meses, las localidades más afectadas por talas continúan siendo Suba (8.047), Usaquén (5.957), Engativá (4.056), Fontibón (3.919) y Chapinero (3.181). En todas las localidades aumentaron proporcionalmente las autorizaciones de tala. Dentro de esto, hay un patrón repetitivo que muestra una tendencia a retirar las acacias del espacio público, pues estas representan el 24 por ciento del total de talas. Actualmente hay 9.539 individuos de distintas clases de acacias con la sentencia firmada.

María Fernanda Rojas

De mantenerse la tendencia, para el final de su administración el alcalde Enrique Peñalosa habrá dejado una ciudad con 44 mil árboles menos en espacio público. Y en estas cuentas aún no han sido incluidos los individuos asociados a proyectos envueltos en polémicas, reparos técnicos y suspensiones, como Transmilenio por la Séptima, Plan Parcial Bavaria y Sendero Cortafuegos.

De concretarse, esas talas pendientes se sumarían al triste legado de Peñalosa para los años venideros. Por fortuna, el Estado de Derecho da garantías para enfrentar judicialmente aquellas decisiones que lesionan los derechos fundamentales y colectivos. 

*Celebro la decisión del Juez 22 Administrativo de Bogotá de otorgar medidas cautelares para la protección del Bosque Bavaria, mientras falla de fondo sobre la acción popular de la cual soy coadyuvante. En temas ambientales y de salud pública, siempre debe primar el principio de precaución mientras se da la discusión técnica y jurídica de fondo.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO