Tragedia constitucional

27 de junio del 2012

Hace un par de semanas creó polémica el absurdo marco jurídico para la paz. Muchos aprobaron ese marco jurídico y pocos se apartaron de él, toda la discusión se centró en cerrarles posibilidad de llegar al Congreso a los cabecillas de los grupos alzados en armas y terroristas. Hoy el debate nacional es el adefesio […]

Hace un par de semanas creó polémica el absurdo marco jurídico para la paz. Muchos aprobaron ese marco jurídico y pocos se apartaron de él, toda la discusión se centró en cerrarles posibilidad de llegar al Congreso a los cabecillas de los grupos alzados en armas y terroristas.

Hoy el debate nacional es el adefesio de reforma a la Justicia. Quienes la conciliaron en el Congreso le hicieron honor a esta “gran reforma”, por su cuenta la justicia se llamará por cualquier otro nombre, pero por justicia no creemos; ese atropello a la inteligencia y sentido común nacional muestra una vez más cómo el Congreso hace lo que quiere.

Si el marco jurídico para la paz creó polémica para cerrarle el paso a cabecillas como “Timo” y compañía, este marco jurídico se quedó en un asunto de niños al lado de la mal llamada reforma a la “Justicia”. Si la preocupación era que alias “Timo” llegara al Congreso, eso hoy pasó a tercer plano, pues por cuenta de un Congreso terco e insano estaría ad portas de volver a los mejores tiempos de la inmunidad parlamentaria y congresistas intocables. ¿Usted quiere que sus hijos tengan un país con esas características?

El mañana impone retos de la sociedad de hoy, encontrar en la realidad nuestra verdad y nuestro futuro sin olvidar lo que pasó atrás, nos hace trazar perspectivas de más acción y reacción de la sociedad civil, frente a las sinvergüenzadas de una institución que de institución ya nada tiene y de respetable tampoco. De pasar esta reforma, el Congreso estará integrado muy seguramente por jefes de mafias regionales, cabecillas de la coca, narcotraficantes a todo nivel. ¿Es necesario un Congreso así, como van las cosas?

Yo por momentos quisiera pensar que es verdad la excusa del presidente del “glorioso” Partido Liberal, pues se exculpó de aprobar ese contenido constitucional absurdo, diciendo que había firmado sin leer. Por cuenta de esa excusa debo vaticinar que Simón, será apodado de ahora en adelante el “bobito” y tal porque como muchos copartidarios de él, se consideran astutos y subestiman la inteligencia, la capacidad de razón de la mayoría de los colombianos; ojalá todos tuviesen claro que él, el “bobito” presidente del Partido Liberal concilió la tragedia constitucional en toda la historia republicana en el año 2012.

No quiero pensar que el Congreso estaba de verdad consciente de lo que aprobaba, pues concatenando el marco jurídico para la paz, con este esperpento de acto legislativo, más parece un mandado para aquellos que no han tenido más trabajo que crearle zozobra al país, quieren llegar al Congreso por cuenta de un proceso de paz, con amnistía e indulto.

La indignación nacional es obvia, ya lo había advertido el Observatorio Nacional a la Justicia, lo que venía era una atrocidad. Muchas expresiones ciudadanas han surgido por cuenta de los esperpentos de la “institución” legislativa; un referendo revocatorio plantea un grupo de ciudadanos, algunos parlamentarios cínicos plantearon hundir lo que ellos ya habían aprobado, le endilgan culpas al Gobierno, como nuestro buen noble, intrépido pero ingenuo amiguito Simón.

La más llamativa es la iniciativa del admirable representante conservador Miguel Gómez Martínez, quien radicará el próximo 20 de julio la de llamar a los colombianos a una Asamblea Nacional Constituyente para hacer una real reforma a la Justicia, el paradigma… constituyentes ajenos al Congreso que trabajen en pro de la real reforma. Esta iniciativa más que oportuna y conveniente, es solidaria con el sentir colectivo de muchos colombianos que ven en el Congreso el colmo del descaro nacional, por cuenta de quienes se jactan de ser los papás de la moralidad, pero con su actuar dan muestra una vez más de su grado estoico y bipolar.

Twitter: @g_rodriguezm 

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO