Que no se sepa

16 de julio del 2014

“Hay quienes consideran los trinos de Álvaro Uribe poco apropiados.”

Hay quienes consideran los trinos de Álvaro Uribe poco apropiados y que no ayudan a resolver las situaciones por las que ha venido pasando el país en los últimos cuatro años. Como ejemplo, circula en las redes desde hace año y medio la ‘cantada de tabla’ que le hizo el escritor Héctor Abad Faciolince: “Nada perjudica más la ‘confianza inversionista’ que usted tanto pregona, que un expresidente que magnifíca -mediante su gran megáfono de Twitter- los más pequeños episodios de orden público que suceden en el país. Basta que un burro reviente en Pavarandocito para que usted ponga el grito en el cielo”.

Álvaro Uribe no se ha detenido en su misión de hacer conocer los múltiples actos terroristas que se perpetuán diariamente en el país, a través de cerca de setenta trinos semanales que comparte con sus tres millones de seguidores -lo que quiere decir que en los diecisiete meses que han pasado desde la poco respetuosa ‘cantada de tabla’ suman cerca de 5.000 trinos-, que traen cortos pero estremecedores mensajes del mismo tono de estos que encontré justo ahora que escribo este texto:

-Nuevo atentado en el centro de Neiva. La Funeraria sufrió daños materiales.

-Comunidad sobre secuestro en Ábrego: “Fue a 200 metros del Batallón, hijo del médico William Gandur”.

-FARC hostigaron bus hoy en Toledo, Ant. Se suman atentados con un balón bomba y una volqueta con explosivos en ese municipio.

-Vídeo muestra a las FARC celebrar atentados contra oleoducto. FARC celebra atentados.

-Terroristas siguen colocando minas.

-Soldado huilense fue asesinado en Caquetá.

A trinos como estos es a los que hacía referencia el escritor reclamándole además al distinguido twittero que “en vez de aportar al desarrollo y a la estabilidad del país, sus intervenciones contribuyen a deteriorar la seguridad y a difundir la sensación -falsa y dañina- de que vamos hacia el caos”.

Cómo no quedar totalmente desconcertados ante estas afirmaciones del escritor. ¿Hacer conocer los actos terroristas deteriora la seguridad? ¿Es falsa y dañina la sensación que tenemos los colombianos de que caímos en el caos cuando lo estamos presenciando?

En 1937 los aviones alemanes descargaron cientos de bombas sobre la ciudad más antigua de los vascos y sobre sus 10.000 habitantes dejando cerca de la quinta parte de ellos muertos. A partir de ese crimen atroz Picasso realizó la que se convertiría en la pintura más famosa del siglo XX, El Guernica. Siete años después este pintor legendario ingresaría al Partido Comunista Francés. “¿No han sido los comunistas los más valientes en Francia, en la Unión Soviética y en mi propia España? ¿Cómo iba a dudar? ¿Por temor a comprometerme? Todo lo contrario; nunca me he sentido más libre, nunca me he sentido más completo”, dijo Picasso para la ocasión cuando se sentía acogido por “grandes pensadores y grandes poetas”. Con esa decisión se consolidó la pretendida hermandad entre la intelectualidad, los poetas y los artistas con el comunismo.

¿Acaso se enteró Picasso mientras pintaba su mural indignado por la barbarie de los nazis qué en la Unión Soviética, la ‘de los más valientes’, ocurrían cosas terribles como el Gulag?

Durante la década de los treinta la mayoría de los detenidos del Gulag no eran ni políticos, ni delincuentes, sino ciudadanos víctimas de la represión contra sectores cada vez más amplios de la sociedad: -Seis millones de muertos después de la hambruna de 1932-1933 debida a la colectivización y a la requisa de las cosechas llevada a cabo por el Estado. -Con juicios amañados, se llevaron a cabo 720.000 ejecuciones (680.000 entre 1937 y 1938 justo cuando Picasso y el mundo entero no se reponía de lo ocurrido en Guernica). -300.000 fallecimientos atestiguados en los campos entre 1934 y 1940. -600.000 fallecimientos entre los 2.200.000 deportados, desplazados o colonos especiales. Siete millones de personas fueron llevadas a los campos y colonias del Gulag entre 1934 y 1941.

Con estas escalofriantes cifras que no son números para el olvido sino el dolor de todo un pueblo, me pregunto -siguiendo la proporción de víctimas inocentes- de qué tamaño sería el mural para no dejar en el olvido semejante crimen que sobrepasa los límites de la imaginación. ¿Cien o mil veces más grande que El Guernica?

Pero ese crimen, al haber sido cometido sistemáticamente por los ‘valientes’ con quienes Picasso se sentía más libre y más completo, no mereció tributo de parte de ningún artista. Por si fuera poco, dos años después del bombardeo de Guernica, la Unión Soviética firmó un protocolo secreto con quienes bombardearon la ciudad vasca, traicionando las conversaciones que estaban en curso con británicos y franceses. Ocho días después de la firma del acuerdo entre comunistas y nazis las tropas alemanas entraron en Polonia y poco después lo hicieron las rusas encontrando mínima resistencia. Se repartieron a la sufrida Polonia estos dos nuevos mejores amigos.

Tan sólo hasta 1989 se conoció dicho protocolo y no causó ningún impacto su revelación como tampoco tuvo resonancia mayor el conocerse los miles de crímenes contra la humanidad perpetuados por los ‘más valientes’. Esa es la consecuencia de silenciar los actos de barbarie y no conocerse en el momento en que ocurren sino décadas después cuando pasa de ser un hecho de inmensa gravedad a ser un simple relato histórico, casi una leyenda.

Que los trinos diarios de Álvaro Uribe fastidien e incomoden al Estado y a sus amigos, es un buen indicio. Si con todos los medios a su favor y con una desproporcionada publicidad Juampa no alcanza a convencer a nadie de las virtudes de su malogrado gobierno y en cambio que unos trinos sean los que nos mantienen informados del deterioro cada vez más acelerado de la situación de orden público, de las finanzas del estado derrochón, de la inmensa corrupción sistemática de esta empresa criminal que se tomó a Colombia, es un indicio de que el Centro Democrático, como partido opositor sin medios, sin políticos corruptos, sin una justicia de bolsillo, sin las arcas del Estado, ganará cada vez más adeptos y se consolidará como una mayoría que se hará sentir.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO