ULTIMATUM A ELECTRICARIBE

17 de enero del 2016

El pasado jueves tuvo lugar en Barranquilla la Cumbre energética a la que concurrieron los 8 gobernadores de la región Caribe, los alcaldes de sus capitales y caracterizados dirigentes gremiales, políticos y sociales. Ya el 17 de noviembre del año anterior, los gobernadores recién electos reunidos en la Universidad Autónoma del Caribe habían resuelto escalar la problemática de la prestación del servicio de energía eléctrica en la región Caribe al nivel presidencial como última instancia y así quemar el último cartucho.

En efecto, el señor Presidente de la República Juan Manuel Santos aceptó el reto y decidió coger el toro por los cachos, aceptando la invitación a la Cumbre. Pero quiso él que esta se desarrollara como un taller, en el que participó activamente como moderador desde principio a fin; no como suele darse en eventos como este, en donde el Jefe de Estado llega pronuncia su discurso de instalación o de clausura, se va y quedamos en las mismas. Tuvo el Primer mandatario la paciencia de escuchar, discutir, controvertir, para, al finalizar el ejercicio, tomar las decisiones que tomó, sin falsas promesas y sin postergar las soluciones largamente esperadas.

Como abrebocas del panel, la experta Carmenza Chahin hizo una síntesis del trabajo que le encomendamos a nuestro paso por el Ministerio de Minas, Energía e Hidrocarburos, en el cual se hizo el diagnóstico de la calamitosa situación en la que se debate el sistema eléctrico de la región Caribe y se plantearon las recomendaciones para superarla. Estas me sirvieron de base para plantear un Plan de choque, el mismo que posteriormente el Ministro Tomás González le dio desarrollo a través del Plan5Caribe. Este contempla los proyectos estratégicos que se requieren para tratar de recuperar el tiempo perdido, el cual se ha traducido en un rezago histórico de más de 20 años durante los cuales no se hicieron las inversiones que han debido hacerse en su momento. Ello, sumado al incremento de la demanda de energía en la región, que ha crecido a un ritmo del 5.9%, muy por encima del promedio nacional, llevó al colapso la operación del Sistema. Este Plan ya está en marcha y las obras se están ejecutando, comprometiendo una inversión del orden de los $5 billones, de los cuales $1.1 corren por cuenta de ELECTRICARIBE.

Hubo consenso en la reunión en que el Plan5Caribe es necesario pero no suficiente, es parte de la solución, pues la gravedad de la situación amerita acciones complementarias.

Empezando por la urgencia de imprimirle celeridad a la ejecución del mismo y para ello hicimos dos propuestas, las cuales fueron acogidas de inmediato por el señor Presidente. La primera, que el paquete de estos proyectos fuera considerado como de interés estratégico nacional (PINES) y en consecuencia, como lo establece el Plan de Desarrollo, de utilidad pública e interés social. Ello hace más expedito y reduce los términos para los trámites que tienen que ver con licencias ambientales, consultas  previas y adquisición de predios, reduciendo los tiempos de su ejecución. Con tal fin se expedirá un CONPES en los próximos días. La segunda, que en lugar de invertir los recursos provenientes de los fondos PRONE y FAER en los proyectos de normalización de redes y ampliación de cobertura, respectivamente, al mismo ritmo al que se generan tales recursos, más bien hacer un ejercicio de ingeniería financiera consistente en titularizar o pignorar el monto de lo que se espera recibir hasta el 2018 y con ellos constituir un patrimonio autónomo con esta destinación específica. De  esta manera se puede disponer ya de los recursos y proceder a la contratación de las obras, que no dan más espera.

También le propusimos al señor Presidente, y así lo dispuso, designar un Gerente para que este sea el responsable de la ejecución del Plan5Caribe, que esté en el día a día, con dedicación exclusiva, de tiempo completo, que sirva de articulador de los distintos actores que tienen que ver con la buena marcha del mismo. A ello le añadió el señor Presidente la iniciativa de un Delegado especial por parte de la Superintendencia de Servicios Públicos, para que se ocupe única y exclusivamente de vigilar el cumplimiento por parte de ELECTRICARIBE de los compromisos adquiridos, así como la defensa de los usuarios, in situ y no desde Bogotá. También sugerimos y fue aceptado, que la Comisión de seguimiento y control del Plan5Caribe, creado por el Ministro Tomás, en lugar de reunirse cada tres meses, como lo viene haciendo, de ahora en adelante se reúna cada 15 días (¡!).

Adicionalmente, se adquirió por parte del sector oficial el compromiso de saldar, a la mayor brevedad su deuda con ELECTRICARIBE, la cual supera los $150.000 millones. Y en cuanto a la deuda, prácticamente impagable, contraída por parte de los usuarios de las zonas rurales y las de difícil gestión, que supera los $400.000 millones se quedó en buscar un mecanismo para capitalizarla por parte del Estado. Pero, también se demandó de parte de ELECTRICARIBE que, además de mejorar su gestión y la atención al usuario, poner de su parte lo que le corresponde en materia de inversión y mantenimiento. No pueden seguir condicionándolas “a los flujos de caja de la compañía”, el señor Presidente fue categórico al exigirles que, en un plazo perentorio no mayor a los 60 días, para presentar su “Plan de mejoramiento de la prestación del servicio”. Para ello, lo dejó en claro y se lo exigió el Presidente, deberán capitalizar la empresa, con el fin de que esta tenga el músculo financiero requerido para poder cumplir.

1 Director ejecutivo de la Federación Nacional de Departamentos

Bogotá, enero 16 de 2016

www.fnd.org.co

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.