Un buen debut, pero…

30 de agosto del 2018

Por La Negra Candela.

Un buen debut, pero…

Naturalmente la expectativa por el estreno de uno de los nuevos programas de RCN TV era enorme. Al final, marca el inicio de una nueva etapa en el Canal de las Américas tan golpeado durante los últimos años por la sintonía, debido no se sabe exactamente a qué, aunque muchos culpan a su alineamiento con la oposición al Gobierno saliente. Lo que haya sido debe dejarse en el pasado para acompañarlos en estos nuevos veinte años de estar al aire.

“Mi pareja puede”, dejó un buen sabor en su primera emisión aunque el rating no marcó lo esperado 3.41 frente a 9.29 y 7.69 de Sábados Felices, primera y segunda hora. Programa nuevo contra cuarenta y cinco años de su rival. Nada que hacer en la primera emisión.

Apenas normal heredó el rating de los programas anteriores ubicados en ese espacio. Talentosos y carismáticos presentadores. Los dos convencieron: María Laura Quintero y Omar Murillo llenas de energía, calidez, buena vibra y muy alegres. Metidos en la película desde el comienzo. Set colorido, visualmente atractivo, enganchador. Pruebas sencillas, divertidas, nada del otro mundo. Diseñadas para facilitar al concursante ganar. De eso se trata.

La sintonía debe mejorar con la evolución del reality. Las cosas pintan bien. Es un buen debut. Oxigeno para el televidente cambiante que busca nuevas opciones con el control remoto en la mano. La dinámica de “Sábados Felices” es conocida de memoria. Si se pierde un programa no sucede nada. En el próximo lo compensará.

RCN tiene puestas sus esperanzas de cambio en el entretenimiento y con razón. La gente quiere reír, desconectarse de tanta problemática diaria y no pensar. Sin embargo, lo menos esperado por los seguidores de RCN TV es ver una copia menor del Canal Caracol en sus pantallas chicas. Y eso es lo que está pasando tras bambalinas. Un alto porcentaje de la gente vinculada en la nueva administración provienen de esa empresa televisiva de la cual se fueron buscando nuevas oportunidades, pero valga la pena decir no son precisamente las estrellas.

Esto para recordar lo pregonado: “talento nuevo, caras frescas, oportunidades para gente no vista”. Excelente y loable el propósito, pero no se está cumpliendo. Por lo menos a nivel de talento. El caso citado de “Mi pareja puede”, Omar y María Laura vienen de desempeñarse como actores en dos de las producciones de Caracol, Omar ha estado en los dos lados, pero bueno ex oxigenar a la gente para evitar la fatiga visual de los seguidores. Porque por más integrales que quieran ser definitivamente deben especializarse en algunas de las facetas del mismo para no perder credibilidad, porque de lo contrario apaga y vámonos ¿No hay otra gente diferente a la de Caracol?

Cuál es la oportunidad para los muchachos egresados de las diferentes universidades del país, canales regionales, locales, digitales. Así sea con la linterna de Diógenes hay que encontrarlos, lo cual no creo sea difícil pero deben tener una oportunidad. Sólo así se abrirá la puerta a un cambio real en la televisión tradicional. Al no ver representantes de su generación los chicos migran a lo suyo la web la gran enemiga de la televisión convencional.

Por eso mucho cuidado a la hora de elegir. Que no sea los mismos que vemos en Caracol en otro sitio geográfico: las Américas. Puede ser un bumerang que no les va a dejar construir identidad propia.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO