Una Corporación para salvar el Festival Vallenato

7 de mayo del 2019

Opinión de Jacobo Solano

Una Corporación para salvar el Festival Vallenato

Llorar sobre la leche derramada no tiene sentido, un mes antes lo advertí en mi columna y desgraciadamente salió todo calcado, eso no es querer que le vaya mal al Festival, es la realidad. Los errores fueron muchos, ahora hay recuperar la imagen del evento, la solución es rodear la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata con una corporación que la blinde de apetitos politiqueros para que pueda desarrollar su tarea folclórica. La Corporación debe ser moderna, pluralista y trasparente, en la cual tengan asiento todos los actores de la cadena para repartir tareas: Alcaldía, Gobernación, Mincultura Comfacesar, Cámara de Comercio y el operador privado, con un musculo económico grande que garantice el normal desarrollo del evento, sin cancelación de conciertos; el representante de la alcaldía, debe velar por la organización en temas legales, regulación de precios, permisos y saber cuantos eventos aguanta la ciudad;  ProColombia, ProValledupar y hoteleros, deben ser los promotores de la imagen del evento nacional e internacionalmente y también tienen que meterse la mano al dril; otras fundaciones folclóricas que promuevan saberes e investigación, ejemplo, el Turco Gil, deben estar ahí, con su experiencia, para liderar el tema de los niños. Además, en la Corporación debe existir un comité de gestión de proyectos para desarrollar con lo público, segunda etapa del parque, museo, kioskos de eliminación, eje ambiental, bibliotecas, marca de la corporación, mejores premios etc. Y algo clave, separar lo folclórico (concursos) de lo comercial (conciertos), sin salir del Parque de la Leyenda, lo folclórico debe ser sin ánimo de lucro y apoyado por lo público, con un porcentaje de quien opere lo privado para impulsar el folclor. Para darle estabilidad al tema, hacer licitación pública largo plazo para quienes quieran operar el parque en días de Festival, con respaldos y pólizas para que no se presente lo que paso este año, que la alcaldía entregó el lugar faltando 3 días y la Fundación se arrugó con la inversión. El Parque es la joya de la corona, es el que deja la plata, por eso hay que licitarlo y dárselo a quien mejor oferte para que deje los mejores rendimientos al municipio y reinvertir.

Pero no solo es la Corporación, cada sector deben autorregularse y ser autocrítico, el alcalde y Rodolfo Molina en la rueda de prensa dijeron que todo fue muy bueno y que la culpa la tuvo Semana Santa, incluso Molina soltó una perla, “nosotros este año hicimos el festival pensando en lo local” si fue así ¿Por qué el eslogan Vallenato para el mundo? El Festival ya no es local, hay que proyectarlo como lo que es, la fiesta más importante de Colombia y para eso necesita renovarse, para levantar la imagen hay que invertir el doble. ¿Quién va a poner la plata, si a la Fundación nunca le quedan ganancias? Hay que acudir a la sensatez, de lo contrario el próximo año estaremos en lo mismo: un nuevo alcalde que querrá beneficiarse; la Fundación, mendigando recursos para tratar de cumplir, asumiendo enormes riesgos. La marca Festival se vio afectada, es momento de replantear todo y dejar ese enfrentamiento que causó tanto ruido negativo. Si no se crea la Corporación, el Festival seguirá dando pasos de ciego y un evento cuando empieza a decaer en imagen tiende a desaparecer. Ojalá los actores entiendan la dimensión de lo que pasó y comiencen a organizar la nueva idea con planeación. Señores El Festival creció, pero algunos parece que no lo han entendido, tienen que adaptarse a los nuevos desafíos y dejar los egoísmos, a la Fundación hay que agradecerle todo lo que han hecho, su dedicación por tanto tiempo, pero hay que ayudarlos para que la gallina de los huevos de oro, que es de Valledupar, no muera.  

@JACOBOSOLANOC

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO