Una economía que avanza a paso firme

26 de septiembre del 2019

Por: José Manuel Restrepo Abondano – Ministro de Comercio, Industria y Turismo.

Una economía que avanza a paso firme

Después de un primer semestre en el que la economía reveló importantes síntomas de recuperación y en el que sectores fundamentales, como la industria manufacturera, el comercio al por menor y los servicios, mostraron números alentadores, las perspectivas positivas continúan fortaleciéndose por cuenta de resultados que permiten vislumbrar un segundo semestre marcado por el optimismo de los diferentes actores productivos.

La industria, por ejemplo, comenzó con pie derecho el segundo semestre del año ya que creció a un ritmo del 3,5% en julio. De igual forma, el comercio al por menor se expandió un 8,5% durante el mismo periodo. Estos resultados, que sin duda hablan bastante bien de la forma en la que avanza la recuperación económica, reflejan el compromiso que ha tenido este Gobierno con los actores del sector productivo para que sean más competitivos, productivos y, por supuesto, generadores de nuevas plazas de trabajo.

En concordancia con lo anterior, otro síntoma que también es sinónimo de una economía que se fortalece es el buen comportamiento que ha tenido el gasto de los hogares colombianos. Tan solo en agosto pasado, como lo mostraba un reciente informe de la compañía Raddar, este tuvo un repunte del 6,3% y fue el mejor de los últimos 44 meses. Además, valga recordarlo, en el octavo mes de 2019 el consumo de los hogares sumó la nada despreciable cifra de $58 billones.

Ahora bien, desde el frente de la inversión extranjera tampoco paran de llegar buenas noticias, pues en el primer semestre del año el flujo de IED totalizó los US$7.273 millones (un 24,7% más de lo que se vio en el mismo lapso de 2018).

Por ejemplo, los recursos foráneos que arribaron al sector manufacturero entre enero y junio repuntaron un 28,3%. A su vez, los que llegaron al agro fueron mayores en 54,1% que los reportados para el primer semestre de 2018. Estos buenos números, está claro, obedecen a reglas claras para la inversión establecidas por el Gobierno Nacional y al despliegue de toda una estrategia de incentivos que han convertido a nuestro país en un lugar atractivo en la región.

Pensar en una economía que crezca a tasas del 5% o 6% en los próximos años no es una posibilidad lejana, pues el país no solo tiene un gran potencial para fomentar el emprendimiento, la productividad y las nuevas fuentes de crecimiento, sino la oportunidad de unir esfuerzos de los sectores público, privado y, también, de la academia.

Es este un momento oportuno para hacer un nuevo llamado al optimismo, pues ha quedado demostrado que cuando los sectores del desarrollo productivo trabajan juntos, los resultados que obtendrá el país serán cada vez más fuertes.

Twitter: @jrestrp

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO