¿Una Teletón disminuída?

24 de febrero del 2018

Opinión de Graciela Torres La Negra Candela.

¿Una Teletón disminuída?

Lejos están los primeros años de la Teletón, cuando el enjundioso hombre de la televisión Carlos Pinzón decidió traerla para Colombia después de haberla visto en otros países como Chile y los Estados Unidos. Su fin absolutamente social: conseguir recursos para levantar un centro especializado en la rehabilitación del cuerpo con problemas de movilidad, especialmente para la gente de escasos recursos.

El llamado a la gente seguidora del programa de Carlitos Pinzón tuvo respuesta apabullante. Todos mandaron la mano al dril, como se dice en el lenguaje popular, y dieron su aporte, permitiendo que el sueño se fuera convirtiendo en realidad. Las esperanzas de los pacientes y sus familiares para encontrar el tratamiento adecuado a sus necesidades los hizo soñar con un mejor futuro. Así se fueron sucediendo las Teletones año tras año hasta llegar a la actual. En el transcurso se dio una pausa de quince años que le pasaron la factura a la obra benéfica.

Vendido el lote ubicado cerca al Puente del Común que había sido recibido en donación, la perspectiva de la gente cambio sustancialmente con relación a Teletón. La sede principal se ubicó en la ciudad de Manizales sin mayores explicaciones provocando la reacción negativa de los enfermos y dando lugar a una serie de rumores negativos que en nada la favorecieron.

La Teletón volvió a ser retomada hace unos pocos años, pero ya sin el esplendor de otras épocas de prosperidad. Los dos últimos años no se alcanzó el objetivo porque la generosidad de los Colombianos disminuyó notablemente. Este año tímidamente la versión 2018, se realizó en el Estudio 7 de los Estudios de RCN TV, con los presentadores de siempre: Jorge Alfredo Vargas, Andrea Serna, Felipe Arias y la inclusión de dos figurar nuevas en el escenario como principales Iván Lalinde por el Canal 1 y Zahíra Benavidez de RCN. Digo principales porque ambos habían apoyado versiones anteriores desde otros puntos de la información.

Sin embargo, hay algunos detalles para anotar: la ausencia de las grandes figuras de la farándula Colombiana, los consagrados, las celebridades cien por ciento. Igual en la parte músical. No estuvieron los “top” pero sí otros sin tanta figuración pero con espíritu de colaboración para con sus compatriotas. No se hizo una puesta en escena espectacular, como en otras ocasiones, cuando estuvo en grandes escenarios como el Teatro Jorge Eliécer Gaitán, El Coliseo Salitre o el Palacio de los Deportes entre otros. Pero sí vimos la presencia de gente de radio de emisoras importantes como Vibra, Radioonline y Canales Extreme, más tecnología y participación de la digital.

Otra detallito relevante: poca asistencia de público a las instalaciones de RCN y el recorte de horas de transmisión en directo. Cambios notorios sin duda alguna. Quizá porque no han hecho una campaña masiva entre los Colombianos para aclarar malos entendidos que están en el subconsciente y la perciben como una institución únicamente para “ricos”, como por ejemplo:

Que la atención para los Bogotanos se recibe en el Centro de Teletón ubicado en el municipio de Soacha con instalaciones absolutamente modernas, bien equipadas y competitivas a nivel internacional.

Que la consulta es absolutamente gratuita en algunos casos cuando el solicitante no cuenta con EPS para recibir la autorización de consulta. Y, justamente, que es la entidad de salud quién paga a Teletón directamente y no la persona solicitante de los servicios.

Que allí no se atienden urgencias y tampoco es Clínica. Se hacen tratamientos ambulatorios sin hospitalización.

Aunque la Teletón 2018 para muchos lució disminuida por la puesta en escena y el recaudo de fondos, sí es hora de reivindicar a la organización en cuanto a prestación de servicios se refiere en sus cuatro sedes nacionales.

Hay que enterarse bien de su funcionamiento antes de desprestigiarla. La verdad diríamos que estamos ante el renacer de la excelente imagen que acompañó a la institución en sus primeros años de vida, precisamente por el trabajo desarrollado hasta el momento.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO