Uribismo: ¡Al Poder!

23 de enero del 2013

Muchos son los llamados y pocos los elegidos cuando de lealtad se acostumbra. Los más acérrimos seguidores, admiradores, escuderos, defensores y leales amigos, todos cercanos y fieles  del expresidente Álvaro Uribe están listos para hacerle frente al llamado ingrato, presidente, Juan Manuel Santos. Mientras muchos quieren hacer parte de esta lista, que obviamente no será […]

Muchos son los llamados y pocos los elegidos cuando de lealtad se acostumbra. Los más acérrimos seguidores, admiradores, escuderos, defensores y leales amigos, todos cercanos y fieles  del expresidente Álvaro Uribe están listos para hacerle frente al llamado ingrato, presidente, Juan Manuel Santos.

Mientras muchos quieren hacer parte de esta lista, que obviamente no será de políticos y caciques, otros ya piensan en torpedear ese proceso tan interesante que sería ver a Uribe en el Congreso, ese fenómeno sería el único de devolverle la dignidad a los legislativos y cambiar la conformación política de tales. Uribe encabezando esa lista daría mucha moral a quienes ya no creen en nada.

La gran lista de Uribe, quien encabezaría al Senado, para una de sus manos derechas, el exministro Óscar Iván Zuloaga, es un nuevo proyecto político y una alternativa diferente a la del actual gobierno, aunque muchos creen que la postura un poco diplomática del exministro distancie el sentir de la opinión.

La mayoría de electores de Santos lo eligieron por su programa de gobierno, que era una continuidad del anterior y que le ofrecía a quienes acudieron a las urnas el fortalecimiento de la llamada política de seguridad democrática, que dio muy buenos resultados. Y desde luego porque el mismo Uribe lo llevaba en hombros.

Pero con el paso del tiempo el presidente Santos engañó y traicionó la confianza de sus electores. Como quien dice, de lo prometido nada ha hecho, en casi tres años de gobierno. Ganó una presidencia con las ideas de un líder que se ganó a pulso y con esfuerzo la confianza de una gran mayoría colombiana y cuando consiguió el triunfo, se olvidó de quienes lo impulsaron, acompañaron, respaldaron e incluso votaron por él. Como camaleón, olvidó lo prometido y sus palabras el viento se las llevó.

Santos terminó prácticamente engañando al electorado y ese terreno abandonado es lo que los aliados de Uribe intentan ahora abonar y recuperar, una decisión bastante acertada en la actualidad y que le devuelve la esperanza a un sector electoral bien inconforme ante los deficientes resultados de esta administración.

Todavía existe el tiempo y los motivos suficientes para devolverle al país las esperanzas frustradas. Miles de “uribistas” estarán dispuestos a devolverle a Colombia en las urnas lo perdido. ¿Quién será el nuevo candidato de esta nueva alternativa política al Palacio de Nariño?

Corolario: Hago un llamado a la opinión para que disienta de la idea del gobierno de presentar por acto legislativo el fin de la circunscripción nacional para Senado, si el gobierno nacional quiere hacer su lista única al Senado, que lo haga, que la encabece Vargas Lleras o Frank Pearl, pero que deje trabajar a las otras fuerzas.

@g_rodriguezm

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO