Venezuela, en el ojo del huracán

24 de febrero del 2015

“¿Hasta cuándo soportará la sociedad Venezolana?”

Yoani Sánchez, la bloguera cubana lo resumió en un trino: “Nunca pensé que iba a llegar a decir esto, pero Venezuela está peor que Cuba”. Y es cierto, la situación de Venezuela está en el nivel más crítico: inflación rondando el 70%, el hueco Fiscal llega al 10%, inseguridad desbordada, censura total a los medios de comunicación, desabastecimiento del 80%, las más altas tasas de desempleo, están sujetos al precio del petróleo que seguirá a la baja y, lo peor, un presidente como Maduro que no genera credibilidad y es objeto de constantes burlas por sus reiterados desatinos.

Bajo estas condiciones, cualquier país se derrumba, pero ¿cuándo será el derrumbe?  La detención del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, es otro paso en esa dirección, violando todos los protocolos de una justicia garantista; señal de que el régimen está desesperado por silenciar la oposición que, a pesar de la feroz persecución, sigue erguida y motivada por la figura de María Corina Machado, quien junto a Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López y Mitzi Ledezma, esposa del alcalde detenido, se han convertido en la esperanza para liderar la lucha por los derechos humanos y simbolizan la libertad, mujeres aguerridas que ha sufrido todo tipo de agresiones, pero se mantienen  al frente, reclamando cambios orientados hacia una verdadera democracia y de paso, le han quitado mucho protagonismo a Enrique Capriles, que a pesar de pronunciamientos, ha decepcionado por su falta de contundencia, su liderazgo ya no es tal, no es el encargado de movilizar las masas y solo se limita a ruedas de prensa que manifiestan su poca decisión por salvar a Venezuela.

¿Por qué el régimen es tan fuerte? se preguntan algunos. No es fortaleza, es intimidación y represión en el máximo nivel, que genera temor, algo que predomina en los hogares del vecino país. Los chavistas, en un laberinto, en su mayoría decepcionados con Maduro y no se atreven a reconocer que el modelo colapsó por miedo a retaliaciones. El proceso que se vive al otro lado de la frontera es lento pero terminará, cuando el pueblo se subleve como en El Caracazo o cuando los mismos militares que sostienen a Maduro, le quiten el respaldo para bajar la presión interna y seguir con el modelo en cabeza de otra persona.

Lo indiscutible, es que Venezuela no resiste más, del Nicolás Maduro desafiante, pupilo de Hugo Chávez, que amenazaba a Colombia cuando se pronunciaba sobre algún tema y respondía con insultos, no queda mucho; ahora lo vemos más tranquilo, incluso manipulando comunicados de Santos para acomodarlos a su antojo y terminar agradeciendo respaldos que no le han dado. ¿Hasta cuándo soportará la sociedad Venezolana? ¿El estallido será cuando capturen a María Corina? O ¿Pensarán seguir capturando de forma indefinida para silenciar al país? Muchas preguntas y, al parecer, en el mediano plazo se darán las respuestas.

@JACOBOSOLANOC

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO