¿Y Kerry que hacía ahí?

28 de marzo del 2016

“Tal vez si hubo algún milagro podría ser el compromiso de EEUU de devolverles a Trinidad”.

En estos últimos días han pasado varios milagros no atribuibles a Jesucristo, ni al papa Francisco. El más llamativo tal vez fue la bailada de tango de Obama y su mujer. Y no es que tenga repercusiones importantes en la vida de nuestros países, sino que es milagroso que un gringo logre moverse cadenciosamente como exige esta música porteña. Bueno en verdad fueron apenas unos pocos pasos y guiados por una pareja de expertos. Así cualquiera…

También hubo el milagro de Obama con Raúl sentado una al lado del otro, como espectadores amigables en un partido de beisbol. Tal vez quisieron imitar a Mandela Cuando programó un partido de rugby para disminuir las tensiones del apartheid. En verdad Obama tampoco aguantó todo el partido, estuvo un ratico y se marchó, por eso de allí no salió nada importante.

De la misma categoría de los anteriores, está el milagro del encuentro con sectores de oposición en La Habana. Raúl permitió esta reunión, impensable hasta hace poco, pero nada más, ni siquiera una promesa formal de mejorar los derechos humanos o dar garantías a la oposición. La lista de presos políticos que pidió el presidente Castro quedó pendiente y habrá que ver si libera a alguno, porque para él en Cuba no hay ni uno solo.

Todos esos momentos fueron mediáticos, para descrestar a la galería, que aplaudió a rabiar al gran Obama y puede que con razón porque se requiera coraje para hacer esas cosas, así los resultados todavía no se vean. Tal vez si practican el tango en la Casa Blanca, les salga mejor la próxima vez, pero con los gobiernos cubano y americano las cosas seguirán avanzando lenta, muy lentamente hacia una verdadera apertura de comercio y democrática.

Todos esos eventos son entendibles y necesarios para estabilizar las relaciones con América Latina, lo que no resulta tan fácil de entender es la reunión privada de los negociadores de las Farc y del Gobierno con el Secretario de Estado Kerry. Como no nos han contado para qué fue la reunión, no sabemos si de allí saldrá algún milagro.

Cuando vi la foto de Kerry frente a Timochenko y demás guerrillerada, no pude dejar de sorprenderme, porque es ese mismo Departamento de Estado el que tramita las solicitudes de extradición y casi todos los que estaban juiciosamente sentados allí están pedidos por jueces americanos para que paguen por narcotráfico. Tal vez si hubo algún milagro, podría ser el compromiso del gobierno de Estados Unidos de no seguir con las solicitudes si firman la paz o devolverles a Simón Trinidad. En todo caso eso tendría que ser antes de que se le termine el período a Obama, porque ¿que tal que les llegue Trump? Se acaba el milagro y las buenas intenciones de ayudarnos en la protección de los reinsertados.

Sea a lo que sea que haya ido Kerry, su presencia resulta interesante por los efectos que pueda tener en la cabeza de estos guerrilleros que se sentaron frente a un gringo de igual a igual y no se lo pudieron llevar secuestrado a las selvas de Colombia, sino que tuvieron que saludarlo y despedirse de él con mucho respeto y hasta pedirle favores al imperio.

¿No les parece eso sí un milagro?

www.margaritalondono.com

http://blogs.elespectador.com/sisifus

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO