¿Y si ampliamos el límite del gasto público?

29 de septiembre del 2018

Por David Barguil.

¿Y si ampliamos el límite del gasto público?

Ante la realidad fiscal del país se debe abrir el debate público sobre las estimaciones del endeudamiento que se le autoriza al gobierno, así como del tiempo para alcanzar el cumplimiento de la regla fiscal. Esto con el ánimo de conseguir los recursos necesarios para adelantar los programas y políticas más importantes del estado. Además, porque la crisis humanitaria de Venezuela y la migración hacia nuestro país de venezolanos y connacionales -fenómeno que no anticipamos-, está generando presiones sobre las finanzas públicas que requieren replantear los objetivos de la regla fiscal en el mediano plazo.

En el 2012 entró en vigor la ley de regla fiscal, cuyo fin era crear disciplina en el gasto del gobierno, estableciendo un tope anual donde el gasto estructural del país no superara el ingreso estructural. Igualmente, la norma fijaba metas concretas para cada año, disminuyéndolas gradualmente para que a partir de 2022 el tope no fuera superior al 1% del PIB.

Al asegurar que a partir del 2022 el déficit estructural se fijara en este 1% del PIB, se buscaba la sostenibilidad de la deuda pública y la estabilidad macroeconómica del país. Adicionalmente, se blindaba el manejo fiscal en el paso del tiempo y se garantizaba la capacidad del estado de realizar las inversiones en educación, salud, y todas aquellas otras en procura del bienestar de los colombianos.

En abril pasado, evaluando la contingencia del país en materia económica -como el fin del boom minero-energético-, el Comité Consultivo para la Regla Fiscal amplió en 5 años el tiempo para alcanzar la meta del 1% del PIB como déficit estructural. Así las cosas, la meta del 2019 pasó de 2,2% del PIB a 2,4%, para 2020 de 1,6% a 2,2%, 2021 de 1,3% a 1,8% y así de forma gradual hasta alcanzar el 1% del PIB en 2027.

Ahora bien, si tenemos en cuenta las múltiples necesidades que actualmente tiene el país para sacar adelante todos los proyectos que apuntan a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, nos damos cuenta que el límite establecido en la regla fiscal se sigue quedando corto. A lo anterior, debemos añadir un evento que Colombia no tenía previsto, para el cual no se preparó, y es la migración de más de un millón de hermanos venezolanos y colombianos que residían en el país vecino, a quienes hay que atender con toda la solidaridad, prestarles servicios públicos de calidad y darles oportunidades de empleo.

Por lo anterior, proponemos abrir el debate público para flexibilizar en los próximos años ese límite del déficit fiscal y darle mayor margen de maniobra al gobierno, eso sí siendo absolutamente responsables con la sostenibilidad de la deuda pública y pensando en el cumplimiento de lo establecido en el mediano y largo plazo en la regla fiscal. Con este propósito, hemos citado al Congreso de la República a los miembros del Comité Consultivo para la Regla Fiscal, el cual está conformado por decanos, profesores, investigadores y consultores de las más altas calidades, con quienes tendremos un debate abierto, realista y con las futuras implicaciones para la economía del país.

Es hora de hacer una revisión juiciosa de las estimaciones y proyecciones que fueron tenidas en cuenta en abril a fin de establecer las nuevas metas fiscales y enviar el mensaje correcto a los mercados. La misma regla fiscal aclara que ante eventos extraordinarios que comprometan la estabilidad macroeconómica del país, se podrá suspender temporalmente su aplicación. Sin embargo, no estamos pensando en ello, sino en flexibilizar o ampliar los márgenes para los próximos años.

Estamos a tiempo de analizar si las condiciones para establecer las nuevas metas fiscales son aterrizadas a la actual coyuntura nacional, pues no podemos seguir enviando un mensaje irresponsable de fijar objetivos inalcanzables en la política fiscal. En momentos de dificultad no es bueno ser tan inflexible, menos en un país con tantas necesidades, esto es posible de hacer sin poner en riesgo el buen manejo de la hacienda pública que ha caracterizado a nuestro país. ¡Atrevámosnos!

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO