Albert Finney, el actor que rechazó los Óscar

Albert Finney, el actor que rechazó los Óscar

8 de febrero del 2019

Albert Finney dijo no a una cantidad de películas y oportunidades, esa forma de actuar, pensar y su destacada capacidad para la actuación lo convirtieron en uno de los actores británicos más famosos. Nunca fue a una ceremonia de los Óscar, a pesar de ser nominado cinco veces para obtener el galardón.

Empezó su amplia carrera en el teatro. Estudió en la Real Academia de Artes Dramáticas donde, según el periódico The Guardian, se encontró con Peter O’Toole y Alan Bates. Trío de artistas que dio vida al Free Cinema, una generación de obreros de la actuación que retaron y transformaron el arte en el Reino Unido.

Después de esto, en 1960, fue contratado para actuar en la primera película de su vida El animador que fue dirigida por Tony Richardson, con quien había trabajado en varias obras anteriores. También participó como Arthur Seaton en Sábado por la noche, domingo en la mañana (1960).

De allí pasó a uno de los papeles que más relevancia tuvo en su carrera, en la película Tom Jones (1963). Aunque allí se empezó a poner su caracter complicado para aceptar un papel. En un principio pidió un crédito de la productora para trabajar, luego dijo que quería parte de las ganancias. Ese personaje le mereció su primera nominación a los Óscar.

Pero Albert Finney no fue a la ceremonia. Dejó plantada a la academia norteamericana para sumergirse en el mar del Sur en un viaje en barco. Usó otras excusas para no asistir a la entrega de los premios en las otras cuatro oportunidades que fue nominado.

Fiel siempre a rechazar cualquier halago, título o reconocimiento, rechazó incluso el título de Comandante de la Orden del Imperio Británico y también el título de Caballero de la corona en el año 2000 que le iba a ser concedida por su destacada carrera.

“¡Llámame señor si quieres! Quizá la gente en América piense que ser señor es una gran cosa. Pero yo creo que todos deberíamos ser tratados como iguales. Una de las enfermedades que trajo el título de señor a Inglaterra, es el esnobismo”, dijo el actor, según cita el portal IMDb.

Tampoco le gustaba la fama y rehusó una veintena de películas temiendo el éxito que podrían tener tras estrenarse. No aceptó el papel protagónico de Lawrence de Arabia y decidió no interpretar a Hercule Poirot in Asesinato en el Expreso Oriente porque le molestaban los montajes exhorbitantes y le molestaba sobremanera los 37 grados que tenía que soportar al interior del tren donde se grababa. La escritora, Agatha Christie, dijo que Albert Finney era idéntico a como ella imaginó el personaje al crearlo.

Actuó en más de 65 películas y producciones televisivas. Entre ellas destacan: Muchas gracias, Mr. Scrooge (1970), Muerte entre las flores (1990), El gran pez (2003), la serie televisiva Amenaza de tormenta (2002) en la que interpretó a Winston Churchill. Sus últimos papeles fueron en las películas de Bourne (2007 y 2012) y finalmente en Skyfall (2012). A mediados de 2011 el actor superó un cáncer que lo había afectado.

Albert Finney murió este 8 de febrero, a los 82 años, a causa de una enfermedad que lo aquejó en los últimos tiempos, rodeado de su familia en Inglaterra.