La modelo de 21 años que murió a causa de la anorexia

4 de junio del 2018

Ana Carolina Reston fue una modelo brasilera que murió a causa de la anorexia, mal propagado en la industria de la moda.

Anorexia

El mundo de la moda, desde el exterior, es expuesto como un espacio lleno de fantasía, donde todo lo que la gente siempre soñó se puede hacer realidad, es decir, una industria que hace soñar a la personas. Pero en su interior, aunque es imposible generalizar, se manifiestan elementos que quebrantan a los más débiles, problemáticas como la anorexia o la bulimia, aquejan a esas modelos desesperadas por permear este negocio y que en ciertas ocasiones, pierden la vida por lograr estar en la portada de una revista.

Ese es el caso Ana Carolina Reston, quien nació un 4 de junio de 1985, pero que la anorexia le arrebató la vida el 15 de noviembre de 2006 con tan solo 21 años. Su muerte sonó en diarios alrededor del mundo, qué criticaban cómo ciertos sectores de la moda acaban con la mente de jovencitas soñadoras.

Brasil es la cuna de grandes supermodelos que alcanzaron la fama de forma meteórica, como es el caso de Gisele Bündchen, Adriana Lima o Raquel Zimmermann. Bajo la expectativa de lograr ser cómo sus compatriotas, Reston también tenía el sueño de lograr estar en pasarelas de Nueva York, Londres, Milán o París.

Ana Carolina Reston nació en Jundiaí a 50 kilómetros de Sao Paulo, su familia de clase media comentó en algún momento que ella quiso desde pequeña ser una modelo. Después de ganar un concurso, fue descubierta por una agencia de modelaje y empezó a trabajar a los 13 años.

En enero de 2004, con 19 años de edad, su agencia la trasladó a China y, cómo es usual en esta industria, debía estar alejada de su familia, viviendo con varias modelos en un apartamento sin comodidades. Apenas llegó a Asia, sus representantes le dijeron que estaba demasiado gorda.

Ana Carolina se tomó de manera muy personal esto, así que su estado anímico fue decayendo, mientras la anorexia hacía su aparición. En un correo electrónico dirigido a su familia, ella confesó, “Me siento tan pequeña, esta ciudad es tan grande. Encima no entiendo nada de lo que hablan… Estoy haciendo todo mal, he fallado”. La bella brasilera había perdido su confianza.

Después de estar en China, Reston trabajó en diferentes países, como Brasil, Francia y Japón, en este último, se obsesionó por la obesidad, enfermándose de anorexia. Medía 1,70 m y pesaba 46 kg, tomaba píldoras para perder peso, alcanzado los 42 kg.

Lica Kohlrausch, directora de la agencia L’Equipe, con quien trabajó Ana Carolina Reston, habló sobre la modelo, “Carolina llegó a hacer un catálogo para Armani en Japón pero poco después la corresponsal de la agencia llamó diciendo que estaba demasiado delgada. Eso me pareció preocupante al venir de una profesional acostumbrada a lidiar con modelos, y decidimos traerla de regreso”.

La última oferta de trabajo que recibió Reston fue en México, bajo un contrato con la agencia de modelaje Elite, una de las más prestigiosas en el mundo. Allí llegó con la premisa de que aceptaban a chicas más voluptuosas. Vivió en un apartamento con otras 17 modelos, quienes se daban cuenta del deplorable estado emocional de su compañera.

Su familia decidió intervenir por completo alejándola de la industria del modelaje, haciéndola empezar un tratamiento psicológico que la hizo lograr aumentar su peso a 46kg. Sin embargo, su anorexia persistió. De esta manera se mudaron a la casa de un tío en Sao Paulo. Este familiar escribió una nota el 19 de enero de 2006 en la que explicaba la rutina de Ana Carolina para alcanza la recuperación, “Despertarse, rezar. Pensamientos positivos sólidos. Rezar. Siempre debes comer por tus propios medios. Rezar”.

A finales de octubre de 2006 se internó en un sanatorio con un cuadro preocupante de insuficiencia renal. Debido a la anorexia nerviosa, la modelo presentaba unos niveles de presión sanguínea muy bajos. Luego fue entubada, lastimosamente su salud no avanzaba debido a una infección en varios órganos, septicemia, llevándola a la muerte.

Su cuerpo, de 21 años, pesaba 43 kg y medía 1,72 m, su índice de masa corporal era de 13,85, pero la Organización Mundial de la Salud dice que el mínimo es de 18,5.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO