Única persona reportada como golpeada por un meteorito

Única persona reportada como golpeada por un meteorito

2 de febrero del 2019

El 30 de noviembre de 1954, hace 65 años, los habitantes de Sylacauga, en Alabama, Estados Unidos, vieron una bola de luz incandescente atravesar el cielo de su condado. Ann Hodges, una de las habitantes, estaba dormida en la sala de su casa sin saber que esa roca espacial cambiaría su vida para siempre.

El objeto que andaba a la deriva por el Universo ingresó en la atmósfera y se dirigió directo a Sylacagua, rompió techo de la casa de Ann Hodges, rebotó en un radio y terminó en la cadera de la dormida mujer. Ese día, Hodges se convirtió en la primera mujer registrada en ser golpeada por un meteorito.

Un gran hematoma se le creó en la cadera a la desafortunada mujer. Es más fácil, según expertos, ser arrastrado por un huracán, ser alcanzado por un rayo, ser víctima de un tornado o todo esto en el mismo instante, que ser golpeado por un meteorito.

El suceso generó revuelo en la comunidad, se creía que era un ataque, que había sido lanzado por los rusos o que representaba alguna clase de atentado, hasta que un geólogo local analizó la piedra y determinó que se trataba de una roca espacial.

Ann Hodges fue llevada al hospital para atender la herida que le dejó el objeto, mientras que el meteorito, de más de 30 centímetros de diámetro, fue entregado a las Fueras Armadas para su análisis. Ellos consideraban que pertenecería al Estado, pero la comunidad y la golpeada pidieron que se la devolvieran.

Al conocer esto, la dueña del hogar, donde Hodges vivía junto a su esposo en alquiler, pidió una indemnización de 500 mil dólares por los daños de la casa y que le entregaran la roca porque al haber caído en su propiedad, le pertenecía.

Pero Ann Hodges, una fiel creyente religiosa, no quería entregar el objeto de su desgracia porque creía que Dios se lo había enviado. Sin embargo, parece no haber sido una bendición, después del hecho la fama y el acoso de autoridades y chismosos le produjeron angustia y problemas psicológicos que lograron acabar con su matrimonio y su calma.

Finalmente, la mujer que estuvo a punto de morir por un meteorito, falleció 18 años después a causa de un fallo renal a los 52 años. El objeto espacial se encuentra en el Museo de Historia Natural de Alabama y tiene el nombre de Hodges en su honor.