San Benedicto II: el papa de lo pobres

San Benedicto II: el papa de lo pobres

7 de mayo del 2018

Benedicto II nació en Roma en elsiglo VII -no se tiene clara la fecha exacta de su nacimiento-, en el seno de la potentefamilia Savelli, y murió el 7de mayo de 685.

De joven se distinguió por sus conocimientos de las santas escrituras y se destacó en el canto.Cantarcontinuamente las alabanzas de Dios en la tierra era una especie de noviciado para la bienaventuranza de los cielos, una ocupación gustosa para un alma que amaba a Dios, como él.

Participó en el gobierno de la Iglesia bajo los papas san Agatón san León II. Como sacerdote fue muy conocido por su humildad, amor por los pobres y generosidad.Benedicto fue siempre humilde, manso, paciente, mortificado, amante de la pobreza y generoso con los pobres.

Fue el papa 81 de laIglesia católica, y su periodo fue entre agosto de 684 y mayo de 685. Gozaba de tanta estima por parte del emperador Constantino IV, que este le dejó que adoptara a sus dos hijos Justiniano y Heraclio.

Ordenado de presbítero, formó parte del gobierno de la Iglesia romana en los pontificados de Agatón y León IV, y acaecida la muerte de este último el año 683, fue electo Papa.Sus virtudes, su liberalidad y su inteligencia, le hacían especialmente apto para esa altísima dignidad.

En aquella época, estaba aún vigente la antigua costumbre de que el clero y el pueblo de Roma elegían al papa, pero serequeríaluego el consentimiento del emperador.

Como el emperador no estaba en el mismo lugar, había que viajar a Constantinopla para obtener la sanción imperial. Pero los viajes entre Roma y Constantinopla se demoraban demasiado por las muchas dificultades.

Un año llegó a pasar entre la fecha de la muerte de san León -ocurrida en julio del año 683- y la consagración de Benedicto II -ocurrida en julio del año 684.

Sin embargo, Benedicto II fue el último papa tuvo que esperar un consentimiento, ya que a partir de esa fecha el emperador proclama al papa por decreto, lo que reemplaza el requerimiento de la confirmación imperial.

El nuevo papa ya consagrado logró convencer al emperador para que a partir de esa fecha los sufragios del clero y el pueblo fueran los únicos requisitos suficientes para poder elegir y consagrar al papa sin que hubiera la necesidad de la consagración imperial o que delegase sus poderes en el Exarca de Italia.

Constantino era un príncipe muy religioso y católico, que reinó 17 años, y concurrió con el papa Agatón a la convocación del Concilio Sexto general de Constantinopla en el año 680, y el papa León IV envió a España los decretos de este sínodo. Muerto León IV, Benedicto II fue el elegido, y los obispos de España en un concilio que celebraron en Toledo aprobaron y recibieron la definición publicada por el citado sexto Concilio general.

El emperador le tenía tal estima al papa, que le envió mechones de cabellos de sus dos hijos, Justiniano y Heraclio, para manifestarle, según el simbolismo de la época, que los consideraba como hijos espirituales del Papa. El santo Pontífice hizo cuanto pudo para que Macario, el patriarca de Antioquía, que había sido depuesto por herejía, volviese a la verdadera fe.

Su pontificado duró solamente 11 meses, pero en este corto tiempotrabajó mucho en la conversión de los herejes y logró restaurar varias iglesias de Roma,restituyó al clero y es recordado por el cuidado de los pobres y los sacristanes laicos que fueron beneficiados con su generosidad.

Tuvo que resistir el ataque del antipapa, que entró en Roma, ocupó por la fuerza el palacio de Latrán y lo hizo prisionero. Pero el pueblo le fue fiel, con lo que el antipapa tuvo que retirarse. Benedicto fue generoso con su adversario y le levantó la excomunión que le impusiera el anterior papa, León IV.

Serenó a la iglesia de Francia, que estaba dividida por la política, y tuvo que ser árbitro en la destitución de Gregorio, obispo de Siracusa, a petición del patriarca y del Sínodo de Constantinopla. Recibió la visita del rey anglosajón Etelulfo con su hijo Alfredo, que le donaron una corona de oro y un legado de 300 marcos anuales de oro.

Benedicto II fue el papa más anciano que hubo en los siglos XX y XXI, pero también uno de los más vitales. Tenía 78 años pero una gran inteligencia que llamó la atención hasta de sus más aguerridos detractores.

Igualmente manifestó su interés por la Iglesia de Inglaterra, apoyando la causa de san Wilfrido de York. Benedicto II murió el 7 de mayo de 685 y en 1964fue canonizado por Pablo VI. Su día se celebra el 7 de mayo. Fue sepultado en la iglesia de san Pedro.