Benjamin Bradlee, el periodista que tumbó a Nixon

Benjamin Bradlee, el periodista que tumbó a Nixon

22 de octubre del 2014

Benjamin Bradlee pasará a la historia del periodismo mundial. Fue una de una de las figuras junto a los periodistas Carl Bernstein y Bob Woodward durante el escándalo de Watergate, donde se descubrió que el presidente de los Estados Unidos Richard Nixon participó en actividades ilegales durante la campaña electoral de 1972.

Lea también: Héctor Escobar Gutiérrez, el papa satánico

Mientras Bradlee fue director de periódico The Washington Post se encargó de investigar, dar detalles a los lectores y hacer revelaciones del escándalo que terminó cuando Richard Nixon renunció a su cargo como presidente.

Pero antes de que Bradlee fuera periodista participó en la Segunda Guerra Mundial. Perteneció a la marina y trabajó para la Oficina de Inteligencia Naval. Su cargo era el de oficial de comunicaciones en el Pacífico y debía manejar los cables de información.

Benjamin Bradlee

En 1946, después de la guerra, Bradlee se hizo reportero en el New Hampshire, el medio de comunicación que lo dio a conocer como periodista. Pero no se conformó con este rol e incursionó en la venta de papel. Por esta razón conoció y se vinculó al diario The Washington Post como periodista. Luego trabajó para el Gobierno y para la a revista Newsweek.

En 1968 fue elegido como editor ejecutivo de The Washington Post. Se mantuvo en el cargo hasta 1991. Gracias a su trabajo y las grandes inversiones que impulsó, el periódico pasó de tener un tiraje diario de 446.000 ejemplares a 802.000. Además hizo que el medio ganara 23 premios Pullitzer. En 1995 Bradlee publicó una autobiografía titulada A Good Life: Newspapering and Other Adventures.

Benjamin Bradlee murió este 21 de octubre a los 93 años y por causas naturales.