Big mama Thornton, la madre del blues

10 de diciembre del 2017

91 años de una de las voces más poderosas de la historia de la música

Big mama Thornton, la madre del blues

‘Big mama’ Thornton era una mujer alta, robusta, imponente y negra. Había nacido con el don: una voz poderosa, irrepetible, que le sirvió para, valga la redundancia, darle voz a los que no tenían voz. Y esos eran sus “hermanos”, negros como ella que vivieron en la sociedad segregacionista de la primera mitad del siglo XX en Estados Unidos. El Blues fue el camino.

Willie Mae Thorton nació en Montgomery, Alabama, el 10 de diciembre de 1926. Es una de las cantantes de Blues más importantes de la historia. Además tocó la armónica y la batería. Su primer éxito fue la canción ‘Hound Dog’, que estuvo de primera en la Billboard Charts durante siete semanas en 1952.

Big Mama era hija de un predicador anglicano y de una cantante de góspel. Por eso, desde niña estuvo muy cerca de la música porque su madre la hacía cantar en el coro de la iglesia. Sin embargo, nunca se sintió cómoda con la música religiosa así que se inclinó por el género de moda entonces: el Blues.

Blues, literalmente traduce ‘tristeza’. Nació como género en los campos de algodón de los Estados Unidos, a principios del siglo XX, como una forma de protesta contra las terribles condiciones que vivían los negros entonces. Se caracteriza por una tonada delicada y repetitiva de doce compases. La mayoría de letras son melancólicas, desgarradas. Hablan del desamor, de la pobreza, de la angustia, del desarraigo en forma de historia con preguntas y respuestas.

Down in the Alley, uno de los primeros Blues con letra, compuesto e interpretado por la increíble ‘Menmphis Minnie’ decía: “I met a man, asked me did I want to pally. Yes, baby, let’s go down in the alley. Take me down in the alley” (Conocí un hombre que me preguntó si quería amistad. Sí nene vamos al callejón).

A los 14 años, Big mama abandonó su casa paterna. Por la calidad y potencia de su voz empezó una gira con Hot Harlem Reveu, la banda de Sammy Green. Estuvo con ellos hasta 1950. Luego se mudó a Houston, donde gracias a un conocido que la había visto actuar, grabó su primer sencillo: “Partnership Blues”, con el que debutó en las radios del sur.

En los años siguientes se integró con éxito a los circuitos ‘bluseros’, donde conoció más músicos que la acompañaron en su carrera, y quienes, además la llevaron por el tortuoso camino de la bebida. Sin embargo, era normal que los bluseros de esa época caminaran por la senda del exceso. De algo tenía que alimentarse esa música que ellos hacían, tan potente y visceral, tan profunda, tan sentimental.

Durante toda su carrera, Big mama, produjo más de 20 trabajos discográficos entre coparticipaciones y trabajos propios. Con el auge del Rock a partir de los años 60 perdió un poco de popularidad, pero no dejó de trabajar hasta su muerte en 1984. Muchos de los bluseros más importantes la reconocen como uno de los pilares del género.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO