Billie Holiday, la emotiva estrella del jazz

Billie Holiday, la emotiva estrella del jazz

7 de abril del 2018

Recordando a quien cumpliría 103 años de vida hoy 7 de abril, Billie Holiday fue una de las grandes estrellas que dejó el jazz.

Como grande placer en la vida está el disfrutar y apreciar las artes, sobre todo la música, ese acompañamiento emotivo con el que se cuenta día a día, para ir formando una banda sonora propia.

Billie Holiday tenía la capacidad de identificarse con la música y hacerla propia, entregando a su público una obra dramática pero sensible a quienes la escuchaban. Hoy, 7 de abril, se cumple su natalicio número 103 si no hubiera muerto.

En comparación  a la belleza de su melódica voz, su vida no lo fue tanto. Nacida en Filadelfia, Estados Unidos, bajo el nombre de Eleanora Fagan, su madre, Sadie Fagan tenía solo trece años cuando la tuvo.

Al ser su madre tan joven y teniendo tantas responsabilidades, la pequeña Holiday era usualmente abandonada o dejada a cargo a familiares de mala reputación. A los 10 años empezó a estudiar en un colegio católico después de haber admitido ser violada sexualmente. En 1927 madre e hija se mudaron a Nueva Jersey y finalmente, a Brooklyn.

Al poco tiempo Billie Holiday se vio obligada a ayudar con dinero a su familia, por lo que trabaja frecuentemente en casas con labores domésticas, para luego también dedicarse a la prostitución.

Entre 1930 y 1931 esta estrella ya cantaba en diferentes clubs nocturnos de la ciudad de Nueva York, asentándose sobre todo en el barrio de Harlem, escenario clave en los locos años treinta. Para el 32 de presume que fue descubierta por el productor John Hammond, y para el siguiente año lograría su debut con la canción Your Mother’s Son-In-Law.

Rápidamente, debatiéndose entre diferentes disqueras, Billie Holiday se construyó un nombre propio en el mundo de la música jazz, adquiriendo el título de una de las voces más poderosas de este género musical e incluso, el crítico Robert Christgau mencionó que ella es la mejor cantante del siglo XX.

Esto se debía a la fuerza y potencia de su voz, además de la capacidad emotiva impregnada en lo que interpretaba, ya que muchas de las piezas musicales que cantaba reflejaban sus experiencias personales. Algunos de sus grandes éxitos son, Strange Fruit, Fine and Melow, If You Were Mine, Night and Day, All Of Me, I’ll Be Seeing You, entre otros.

Lamentablemente, su vida personal se vio truncada por diferentes experiencias dramáticas, como el abuso violento de sus parejas sentimentales y el abuso de las drogas.

Ella admitió fumar marihuana desde los doce años de edad, pero fue la heroína su peor enemiga. Incluso fue arrestada por posesión durante ocho meses, por lo que su tarjeta para actuar en los clubes de Nueva York fue negada, esto hizo que durante sus últimos doce años de vida no pudiera presentarse en la ciudad.

Finalmente, para finales de mayo del 59, Billie Holiday fue hospitalizada por dolor en el hígado y problemas con el corazón. El 12 de julio estaba tenía arresto domiciliario y para el 17 de julio del mismo año, con tan solo 44 años de edad, murió a causa de la cirrosis hepática, con tan solo 0.70 dólares en su cuenta bancaria y 750 en efectivo,, a causa de su terrible adicción y una gran estafa.