La vida del capo que creó Las Vegas

28 de febrero del 2019

El destino de Bugsy Siegel en la mafia norteamericana.

Bugsy Siegel

wikimedia

Bugsy Siegel se convirtió en una leyenda dentro del crimen organizado y los gángster en Estados Unidos, empezó desde el cargo más bajo y llegó a ser uno de los más reconocidos criminales de ese país. Su recuerdo, a parte de la sangre que derramó y el daño que causó, se mantiene en la historia por ser el creador de la ciudad del juego, del sexo y del dinero: Las Vegas, Nevada.

Nació el 28 de febrero de 1906 en Williamsburg, Nueva York. Sus padres eran judíos inmigrantes de escasos recursos, él pensó que no tenía mucho en la escuela y la abandonó en la juventud para unirse a una banda del barrio donde vivía.

Allí conoció a Meyer Lansky y juntos crearon una gran amistad como criminales. También se convirtió en amigo de Al Capone desde muy joven. Se dedicaba a robar repuestos de autos y cosas pequeñas hasta que la mafia los identificó y Lucky Luciano decidió contratarlos como sicarios.

Estuvo en esa organización criminal, como parte de la Cossa Nostra, hasta que la guerra de las familias que controlaban el bajo mundo de los Estados Unidos le ordenó el asesinato Salvatore Maranzano, el jefe mayor de la organización. Bugsy Siegel y Meyer Lansky ejecutaron el asesinato y ascendieron aún más en la escala criminal.

El estilo refinado, su amplio carisma y su imbatible capacidad con el gatillo le dieron reconocimiento al interior del mundo del hampa, pero también de las grandes personalidades de los Estados Unidos. Acudió a estos últimos cuando se trasladó a Los Ángeles, huyendo de las familias que buscaban venganza en su contra.

Establecido allí se sintió a sus anchas. Se hizo amigo de celebridades de la talla de Frank Siunatra y Jean Harlow, George Raft, Clark Gable, Gary Cooper, Cary Grant y Tony Curtis. 

Era enamoradizo y mujeriego, también creativo, agresivo y loco, por eso se ganó el apodo de “Bugsy” que traduce bicho. Odiaba que le llamaran de esa forma. En uno de sus amoríos resultó involucrado con una italiana esposa de un conde de ese país y por medio de ella conoció a Benito Mussolini y Joseph Goebels. A quienes terminó detestando hasta el punto de ordenar su asesinato, pero los amigos lo hicieron desistir de tal empresa.

En un viaje en mula, cuenta el mito, Bugsy Siegel conoció los manantiales y desiertos de Nevada. Quedó encantado y se le ocurrió que allí podría funcionar perfectamente un centro de libertad para los placeres prohibidos en el resto del país. Fue así como emprendió junto a su amigo Lansky la creación del hotel Flamingo, en honor a las piernas largas de Virginia Hill.

El hotel costó más de 6.000 dólares con todos los caprichos de Siegel. Previo a la inauguración un fuerte vendaval acabó con el hotel y estropeó el primer aire acondicionado de Las Vegas. Tuvo que perder más de 275 mil dólares e inaugurarlo tres meses después el 11 de marzo de 1946.

Bugsy Siegel, cuyo verdadero nombre era Benjamin Siegelbaum, ya era un alto mando de los mafiosos de Estados Unidos cuando el hotel Falmingo estaba en todo su esplendor; el 20 de junio de 1947 se sentó en el sofá de su mansión de Beverly Hills, dispuesto a leer el periódico Los Angeles Times, pero apenas lo abrió una carabina M1 acabó con el ventanal tras su cabeza y su vida.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO