Camilo Torres Tenorio, el verbo de la revolución

22 de noviembre del 2017

Camilo Torres encabezó el movimiento de la primera independencia de la Nueva Granada

Camilo Torres Tenorio, el verbo de la revolución

Foto: @Wikimedia

Camilo Torres fue un destacado orador y político payanés que encabezó la primera independencia de la Nueva Granada. “La razón y las costumbres son en un pueblo libre, lo que las cadenas y los calabozos son en un pueblo esclavo”, fue una de sus frases célebres con las que hoy es recordado.

Camilo Torres Tenorio nació el 22 de noviembre de 1766. Fue un reconocido abogado que trabajó en la política luchando con su fuerte capacidad oratoria. Hijo de el español Francisco Jerónimo de Torres, propietario de amplias extensiones de tierra en diferentes territorios de la nación.

Fue uno de los alumnos destacados del Seminario de Popayán, en el que tuvo una principal profundización en lenguas clásicas. Aprendió a dominar varios idiomas como el italiano, francés, inglés y alemán. Al mismo tiempo que tomó clases de griego, latín, retórica, matemáticas, filosofía y teología.

Se trasladó a vivir a la capital de la república donde obtuvo el título de doctor en Derecho canónico y filosofía, en el Colegio Mayor del Rosario, donde posteriormente fue vicerrector. A los 28 años ya era considerado uno de los abogados más destacados de la época. Consiguió por estos méritos la facultad de todas las audiencias de América.

Para 1808 se impuso en el trono José Bonaparte -cargo impuesto por su hermano, Napoleón-, acción que llevó al rey de España a la cárcel. Este hecho generó la oposición rotunda por parte de Camilo Torres, haciendo público su punto de vista en diferentes ocasiones. Una de ellas fue el manuscrito Memorial de agravios, que criticó fuertemente al gobierno español.

Fue elegido como Presidente del Congreso y jefe del ejecutivo nacional entre 1812 y 1814. Luego fue nombrado presidente de Las Provincias Unidas (República de Colombia). Siendo un débil mandato, renunció el 22 de junio de 1816. Tuvo varios enfrentamientos con Antonio Nariño. Finalmente, para el 5 de octubre del mismo año, fue fusilado. El gobierno desterró a su familia y le quitó todos sus bienes.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO