El inmortal de diciembre, Adolfo Echeverría

El inmortal de diciembre, Adolfo Echeverría

20 de diciembre del 2018

Adolfo Echeverría quedará inmortalizado en cada diciembre, no solo porque su voz seguirá animando las fiestas como lo ha hecho durante más de 40 años, sino que ahora se sumará el recuerdo de su vida, al conmemorar el fallecimiento de uno de los más grandes cantautores del Caribe colombiano.

Cerca de las 10:30 am. de este 20 de diciembre la noticia del fallecimiento de Adolfo Echeverría entristeció a la música colombiana. Justo en el mes que más se le recuerda porque se repiten una y otra vez sus canciones se apagó la voz del maestro en la Clínica General del Norte de Barranquilla.

Llevaba varias semanas internado en el hospital a causa de una isquemia cerebral que lo sumió en coma, tenía 86 de edad y venía presentando problemas circulatorios desde finales de 2017 cuando tuvo que ser hospitalizado.

El maestro, como le dicen sus allegados y colegas, nació el 3 de septiembre de 1932. Inició su vida musical en la juventud, grabó su primer sencillo con la agrupación El cuarteto de Mónaco en su natal Barranquilla cuando tenía 29 años.

Fue hasta su segundo trabajo discográfico, con la canción ‘Amaneciendo’ que Adolfo Echeverría alcanzó la fama, tanto nacional como internacional. Esa canción que no deja de estar vigente como parte fundamental de la fiesta navideña.

Este era un mes que inspiró varias de las canciones del maestro porque era un aferrado creyente de la Virgen de la Inmaculada Concepción, fiesta celebrada el 8 de diciembre, para la cual compuso y dedicó varias de sus letras.

Después de ‘Amaneciendo’ llegaron más de 2.500 canciones entre las que se destacan ‘Inmaculada’, ‘Las cuatro fiestas’, ‘La tormenta’, ‘Gloria Peña’ y otros títulos que hacen parte de la historia cultural y musical del Caribe colombiano.

El distrito de Barranquilla le otorgó un reconocimiento a su vida y obra en 2010; Sayco, la firma que administró su obra, le realizó un homenaje en 2017 por su trayectoria y entrega al arte musical y también recibió el Congo de Oro del Festival de Barranquilla. También cantó en el Madison Squard  Garden y escribió la canción ‘Salsa de Tomate’ para Celia Cruz y Tito Puente, que resultó publicada en el álbum ‘Alma con alma’.

Pero a pesar de su trascendencia, la vejez fue implacable y la familia se vio en problemas principalmente para costear los gastos en salud que requirió Adolfo Echeverría durante su último año de vida. En especial porque el cambio de su EPS Saludcoop a la nueva administradora Medimás dificultó la atención, según denunció su esposa.

Varias personalidades colombianas emitieron mensajes de condolencia y reconocimiento a la obra del maestro tras conocerse la noticia.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO