Carlos Gaviria, por la defensa de los derechos individuales

1 de abril del 2015

Sus logros resaltaron en el ámbito político y jurídico.

Carlos Gaviria, por la defensa de los derechos individuales

Carlos Gaviria pasará a la historia en Colombia no sólo por ser el ícono de la izquierda, de hecho ha sido la figura más votada de esa corriente política, sino por ser el artífice de la despenalización de la dosis mínima y posibilitar la aplicación de la eutanasia.

Gaviria Díaz nació el ocho de mayo de 1937 en Sopetrán, Antioquia. Cursó una maestría en derecho en la Universidad de Harvard y ejerció durante 30 años la docencia en la Universidad de Antioquia, en la que además fue decano de la facultad de Derecho.

De igual manera se desempeñó como juez promiscuo municipal de Rionegro, y fue ganando reconocimiento como activista y defensor de derechos humanos, aspecto que le ganó enemigos, lo que lo obligo a salir del país, debiendo exiliarse en Argentina en 1987.

A su regreso al país fue elegido como magistrado de la Corte Constitucional para el período 1993 – 2001, y nombrado presidente de ese alto tribunal en 1996.

Fue en esa Corte donde obtuvo grandes logros jurisprudenciales destacando su tendencia liberal. Al poco tiempo de ingresar a ese tribunal, una ponencia suya que fue respaldada por la mayoría de los magistrados, despenalizó la dosis mínima o personal de droga.

Fue la sentencia C-221 de 1994, que expuso que la penalización de la dosis “vulneraba la dignidad humana, la autonomía de la persona, el libre desarrollo de la personalidad, entre otros”.

Sin embargo, el fallo proponía vías alternas para erradicar la drogadicción. “Hay muchos medios para prevenir el consumo. Por ejemplo, las políticas educativas (…) Se debe apelar a medios disuasivos más amables, a políticas de salud pública, a políticas preventivas y no a políticas de orden penal”, sostuvo Gaviria Díaz.

Pocos años después alcanzaría la fama nacional al ser al autor de la sentencia 239 de 1997, en la que se autorizaba la eutanasia en Colombia, y sentó un precedente a nivel mundial.  De hecho, la Corte Constitucional instó en ese momento al Congreso para que regularizara la muerte asistida o digna, pero que hasta el día de hoy se ha negado a hacerlo.

En ese importante fallo se declaró inconstitucional la norma que penalizaba a los médicos que indujeran la muerte de los enfermos terminales, solicitada por ellos mismos o por sus familiares.

Al culminar su magistratura, Carlos Gaviria se dispuso llevar sus posturas progresistas a la política, donde también obtuvo importantes logros. Aspiró al Senado en el 2002, obteniendo la mayor votación para ese período. Allí radicó un proyecto de ley estatutaria que regulaba la eutanasia pero fue hundido.

Junto con la exalcaldes Clara López y Samuel Moreno Rojas fundaron el Polo Democrático, que agrupó a todos los movimientos políticos de izquierda. En ese partido decidió aspirar a la presidencia de la República en el 2006, convirtiéndose en la figura de izquierda más votada en Colombia, Obtuvo más de dos millones y medio de votos en esa oportunidad, pero que no le alcanzó para derrotar la reelección de Álvaro Uribe.

Murió en Bogotá a sus 78 años.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO