El presidente que regaló el tesoro Quimbaya

20 de octubre del 2018

Carlos Holguín Mallarino, presidente designado de la República de Colombia entre 1888 y 1892, y que fue puesto por votación del Congreso después de la ausencia de Rafael Núñez, un hombre que ha retumbado en la memoria de los contemporáneos por ser el que tomó la decisión de regalar en 1893 a la reina española María Cristina, […]

El presidente que regaló el tesoro Quimbaya

Youtube Museo de América - Museo Tesoro de los Quimbayas

Carlos Holguín Mallarino, presidente designado de la República de Colombia entre 1888 y 1892, y que fue puesto por votación del Congreso después de la ausencia de Rafael Núñez, un hombre que ha retumbado en la memoria de los contemporáneos por ser el que tomó la decisión de regalar en 1893 a la reina española María Cristina, el tesoro Quimbaya.

Holguín Mallarino nació un 11 de julio de 1832 en Novita, Chocó y falleció el 19 de octubre de 1894, dos años después de devolverle la presidencia de Colombia al conservador Rafael Núñez. La niñez de Holguín fue privilegiada para su época, pues se mantuvo en el seno de una familia de la élite conservadora, quienes gobernaron el territorio nacional con tres representantes: su tío Manuel María Mallarino(1855 – 1857), su hermano Jorge Holguín Mallarino (1921 – 1922) y su suegro Miguel Antonio Caro (1892 – 1898).

Venir de una familia con afinidad a la política lo llevó a estudiar derecho y ciencia políticas en la Universidad Colegio de San Bartolomé. Después de salir como doctor de este claustro educativo, llegó al Congreso y empezó a escalar rápidamente. Uno de sus grandes impulsores, según el historiador Javier Ocampo, fue Rafael Núñez.

Núñez, después de acompañar los años de carrera política de Holguín, decide ponerlo en el cargo de ministro plenipotenciario de Colombia en Inglaterra y en España. Cuando este regresó al país lo nombran ministro de Relaciones Exteriores y unos años después el Congreso Nacional lo eligió designado a la Presidencia por unanimidad de votos, para el período 1888 a 1892.

Según varios historiadores, durante estos años Holguín se encargó de darle mejor navegabilidad a varios ríos del país, entre ellos los fluviales ubicados en el Bajo Cauca, el río Nechí, la limpieza del Canal del Dique, y la canalización del río Magdalena.

Asimismo, se le atribuye la construcción del Hospital Militar en la capital. Para muchos fue una época buena en la creciente economía colombiana pero para otros fueron años de represión a causa de las severas restricciones que hubo en su gobierno contra la oposición. Según cuenta el historiador Alonso Valencia, el cierre de periódicos, más la modernización del aparato policial, y el crecimiento de las prisiones era un mensaje determinante para los pensamiento liberales de la época.

El presidente y el regalo Quimbaya

Pero quizá, el hecho que más conmoción generó, no solo para los ciudadanos de esos años sino para los ciudadanos de un siglo después, fue el regalo que Holguín le hizo a la reina María Cristina de España,  después de que España hiciera una demarcación de las fronteras terrestres entre Colombia y Venezuela, y el presente fue nada más y nada menos que 122 reliquias precolombianas con aleaciones de oro, plata y cobre.

El botín que España recibió con todo el gusto del mundo, sigue en ese país y reposa en el Museo de América. Y pese a que Colombia en el 2006 pidió iniciar un proceso judicial para lograr que España devuelva el tesoro, hasta el momento la Corte Constitucional no ha expedido ningún fallo y para ese país, el acto de regalo que realizó el entonces mandatario Carlos Holguín Mallarino, fue legitimo y legal.

¡Haga clic aquí y conozca en tiempo real toda la información de Colombia y el mundo!

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO