Carlos Muñoz, el actor dorado de Colombia

Carlos Muñoz, el actor dorado de Colombia

3 de enero del 2018

El actor nacido en Puente Nacional, Carlos Muñoz hoy cumpliría 84 años y su recuerdo sigue intacto en los corazones de los colombianos.

La televisión de ficción colombiana, en la actualidad, afronta una preocupante crisis, debido a que los grandes canales privados deciden apostar por los reencauches, versiones de productos pasados o del exterior, o por los tan populares realities. Como dijo Carlos Muñoz, “la televisión ya no es aquel medio que reúne a la familia”, como muchos recordarán, en décadas atrás, las familias, después de la cena, se sentaban frente a la tele para ver la novela más nombrada del momento. Este profeta, santadereano murió un 3 de enero de 2016.

Los premios India Catalina 2001, celebrados en Cartagena, lo nombró como el actor del siglo XX en Colombia. Esta conmemoración no es en vano, teniendo en cuenta su magistral recorrido actoral. Su formación fue fundada gracias a su padre, el actor de radio, José Antonio Muñoz, quien lo llevó a su primer papel en este medio, a los tres años de edad. En sus inicios, Muñoz se repartía entre la radio y la televisión, en compañía del impulsor de la televisión en Colombia, Bernardo Romero Lozano, adaptando íconos de la literatura, entre ellos, clásicos de la tragedia griega. Para esos momentos, la televisión del país poseía contenido cultural en su mayoría, mientras que las novelas llegaban poco a poco desde otras latitudes, hasta que cogieron fuerza y demandaron las aparición de este interprete.

Adquiriendo una impecable reputación en las franjas más vistas de la televisión colombiana, Carlos Muñoz resaltó por sus personajes en productos televisivos como Yo y Tú, El Otro, San Tropel, Pero Sigo Siendo el Rey o Caballo Viejo, en compañía de actores de la talla de, César Mora, Silvia de Dios o María Eugenia Dávila. Papeles grabados en la memoria colectiva de los colombianos.

En 2015, en el marco del Festival de Cine de Cartagena, fue homenajeado con el premio Víctor Nieto a toda una vida. Ausentándose poco a poco, sus últimas apariciones en la televisión fueron en Chepe Fortuna y ¿Dónde Carajos Está Umaña?, algo decepcionado con este medio en el país, calificándolo de ligero y, poco esperanzado por la superficial preparación de los actores en estos tiempos.

Para noviembre de 2015, empezó a presentar complicaciones con una hernia en el estómago, a lo que, posteriormente, fue intervenido quirúrgicamente, quedando en grave estado y siendo trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica Reina Sofía, a lo que, finalmente, para el once de enero 2016, murió a causa de su deteriorada salud. Personaje que siempre influenciará y será un referente en el cine y la televisión en América Latina.