La mujer que enamoró al mundo en su vejez

27 de enero del 2019

Actriz de Amor e Horoshima mon amour.

La mujer que enamoró al mundo en su vejez

Emmanuelle Riva dedicó su vida entera a la actuación, hasta el día de su muerte continuó trabajando sobre las tablas. Ella se hizo famosa al interpretar el protagónico de la película francesa Amor (2012) que le mereció la fama mundial y ser la actriz con mayor edad en estar nominada a los premios Óscar.

Nació el 24 de febrero de 1927 en Cheniménil, Francia. Desde los seis años sabía que quería ser actriz, pero tendría a su papá para lograrlo. Él creía que “actriz” era sinónimo de “prostituta” y no le ayudó en su sueño. No era aplicada para el estudio y quiso dejarlo pero no tenía más opción.

Se dedicó como peluquera desde los quince años, con una fuerte depresión por no realizar lo que en verdad quería. Hasta mediados de 1950 cuando se enteró de un concurso para el Centro de Arte Dramático de la Rue Blanche, ese día tomó la decisión de abandonar su casa para establecerse en la capital y convertirse en una actriz.

Desde la prueba de ingreso los jurados de la academia se dieron cuenta que estaban frente a una gran artista y la aceptaron. Desdpués de esto empezó rápidamente su vida en el teatro, participando de obras. Su sueño se había cumplido y la depresión y angustia de la infancia habían desaparecido.

Su primera participación en una película fue Las grandes familias de Jean Gabin, donde tuvo un papel sin crédito. Un año después, en 1958, se encontró con el director, aún no tan famoso, Alain Resnais. Charló con él en su habitación de hotel y vio los documentos de Horoshima mon amour, le pidió que le tomara unas fotos para poder participar del casting y mientras la veía hacer distintas expresiones, Resnais supo que Emmanuelle Riva era quien estaba buscando y la contrató.

Horoshima mon amour es una de las películas más representativas de la “nueva ola”, para la época, del cine en Francia, actualmente es un clásico. Para Riva, este papel fue la oportunidad para saltar a la fama y convertirse en una deseada actriz para cientos de películas, tanto en Francia, como en otros países.

Entre las actuaciones más destacadas de esa época se cuentan El padre León Morín ( 1961),  Thérèse Desqueyroux (1961) o El fin de la noche (1966); películas locales que no son tan reconocidas mundialmente, como la que le dio la fama mundial.

El director alemán Michael Haneke vio la fotografía de Emmanuelle Riva y con la referencia de su actuación en Hiroshima mon amour, supo de inmediato que ella sería la pareja perfecta Georges (Jean-Louis Trintignant) en su película Amour (2012). Fue tan precisa su elección, que la película logró la palma de oro en el festival de Cannes y una nominación para Riva en los premios Óscar.

Por ese papel fue premiada en los European Film Festival, un premio BAFTA y un premio César a la mejor actriz a sus ya 85 años. Ese podría ser el final de su carrera, incluso llegó a considerarlo, aún más cuando en ese mismo año le fue diagnosticado un cáncer pero aún con la salud deteriorada continuó actuando en obras de teatro. Hasta pocos meses antes de morir, el 27 de enero de 2017.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO