Catalina II de Rusia

17 de noviembre del 2010

Soportó ocho años de castidad porque su esposo, el heredero al trono, Pedro III, era impotente. Catalina La grande tuvo varios amantes durante toda su vida, a causa de esto fue catalogada como una mujer inmoral y ninfómana, sin embargo se convirtió en un ícono femenino del poder ruso. Se dice que fue una de […]

Catalina II de Rusia

Soportó ocho años de castidad porque su esposo, el heredero al trono, Pedro III, era impotente. Catalina La grande tuvo varios amantes durante toda su vida, a causa de esto fue catalogada como una mujer inmoral y ninfómana, sin embargo se convirtió en un ícono femenino del poder ruso.

Se dice que fue una de las mujeres más poderosas de Rusia, a pesar de que su vida estuvo rodeada de escándalos. De origen alemán, se casó por conveniencia, destronó a su esposo y se rumoró que posiblemente lo mató. Siempre mostró generosidad hacia sus amantes, que eran elevados a altos cargos durante su romance, y al final les concedía riquezas en siervos y tierras. El gran amor de su vida fue el príncipe Grigori Potiomkin quién fue su gran apoyo político.

El mecenazgo fomentado por Catalina produjo la mayor evolución de las artes en Rusia por encima de cualquier soberano ruso anterior o posterior a ella. Mantuvo una gran amistad y comunicación con los grandes ilustrados francés, como Diderot, Montesquieu o Voltaire. Se le considera una de las representantes más significativas del despotismo ilustrado.

En su rol como emperatriz posicionó a Rusia como gran potencia, logró expandir el territorio ruso, además, logró afianzar el poder en Europa oriental, conquistó y fundó ciudades como Sebastopol o Jerson. Se interesó por fundar algunas escuelas y universidades, con su estrategia de política interior y exterior intentó una europeización del país y otorgó a la nobleza un puesto relevante que hasta el momento no había tenido.

Catalina II gobernó Rusia durante 34 años, tuvo su último amante a los 57 años, un teniente más joven que ella, a quien trató como un hijo y la acompañó hasta el día de su muerte, diez años después, el 17 de noviembre de 1786.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO